EL PAíS

LOPEZ

El gobernador bonaerense, Felipe Solá, firmó ayer un decreto provincial por el que aumentó a un millón de pesos la recompensa para quien aporte datos sobre el paradero de Jorge Julio López, testigo del juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, desaparecido desde hace diez meses. Originalmente, la recompensa, ofrecida por Solá era de 400 mil pesos. El decreto 1495, refrendado ayer por Solá, no sólo establece el incremento de la recompensa sino que además instruye a las reparticiones públicas a intensificar la campaña de difusión de la foto y los datos personales de López, tal como les había prometido a sus familiares en la reunión que mantuvieron el martes pasado en La Plata. En el decreto se sostiene que López “reviste la calidad de víctima de gravísimas violaciones a los derechos humanos sucedidas en el contexto del Terrorismo de Estado”. También se lo presenta como “testigo calificado en la causa por la que fue juzgado Etchecolatz”. Solá también pide a los poderes Legislativo y Judicial, organismos de derechos humanos, Iglesia Católica y a la CGT “adoptar medidas similares” para multiplicar la búsqueda.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.