EL MUNDO

Detienen a los etarras cuyo ataque puso fin a la tregua

El gobierno español afirma que Igor Portu y Martín Sarasola confesaron y se disponían a cometer un atentado mayor. El PP ataca a Zapatero con que ETA se fortaleció. Ayer no lo parecía.

 Por Oscar Guisoni
desde Madrid

El ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó ayer que los dos etarras detenidos el pasado domingo en España son los autores materiales del atentado cometido el 30 de diciembre de 2006 por ETA en el aeropuerto de Barajas, en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos. El gobierno afirma que Igor Portu y Martín Sarasola han confesado este crimen y se disponían a cometer uno mayor, haciendo volar los estacionamientos de una concurrida zona de Madrid. La detención de los militantes independentistas vascos ha sido acompañada de una áspera polémica entre el Poder Ejecutivo y el entorno político de ETA, que acusó al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de haberlos golpeado en una comisaría hasta causarles graves lesiones.

El gobierno se congratuló por el éxito de lo que calificó como una de las más importantes operaciones contra la banda separatista que se hayan dado en los últimos tiempos y que permitió también encontrar dos depósitos ocultos en las provincias de Huesca y Navarra, en la que se hallaban almacenados más de 150 kilos de material explosivo. El ministro del Interior sostuvo que “los miembros de ETA siempre dicen que han sido torturados”, una práctica que figura incluso en los manuales de la banda sobre el modo en el que se deben comportar sus militantes, y restó importancia a las acusaciones vertidas por el entorno político de los independentistas contra la Guardia Civil, el cuerpo policial que las llevó a cabo. Según Pérez Rubalcaba, la razón por la que Igor Portu y Martín Sarasola tuvieron que ser internados en un hospital de la ciudad de San Sebastián luego de su detención es porque se resistieron a la captura, obligando a los agentes a tratarlos con dureza. Portu está en terapia intensiva y el parte médico de Sarasola, según el diario El País, certifica lesiones “compatibles con una detención violenta”.

Este importante golpe a la banda separatista le ha caído del cielo al primer ministro Rodríguez Zapatero, que se haya totalmente sumergido en la precampaña electoral de cara a las elecciones del 9 de marzo. Ayer por la mañana, el jefe de gobierno sostuvo en el marco de su intervención ante un grupo de empresarios en el Foro Nueva Economía, que no hay “ninguna posibilidad” de que se establezca algún tipo de diálogo con ETA y señaló que su único objetivo en este momento es derrotar a la banda separatista que ha surgido muy debilitada del final de la tregua unilateral que mantuvo con el gobierno, hasta que la bomba colocada en Barajas a finales de 2006 hizo saltar las negociaciones de paz por el aire.

Zapatero ha vuelto a defender su intento de diálogo con ETA, que en su momento fue tan criticado por el opositor Partido Popular, afirmando que durante su gobierno se produjo la menor cantidad de víctimas por causa del terrorismo desde el retorno de la democracia. “Nuestro objetivo era salvar vidas”, afirmó, “y lo hemos logrado”. Los golpes policiales contra la organización vasca que se han producido durante el último año ayudaron a levantar la imagen del gobierno en este terreno y dejaron sin sustento el discurso del PP que afirmaba que la tregua había servido para fortalecer a ETA. Un éxito como el obtenido durante los últimos días contra el terrorismo vasco le servirá también a Zapatero para olvidar los malos momentos que le están haciendo pasar los datos de la crisis económica que tiene su epicentro en Estados Unidos y que ha llegado con fuerza a España durante los últimos dos meses. Zapatero pidió ayer al PP que no difunda el alarmismo entre la ciudadanía y se manifestó convencido de que el país crecerá en torno del 3 por ciento del PIB el próximo año.

Compartir: 

Twitter
 

Armamento de los etarras acusados por el atentado de Barajas.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.