EL PAíS

Retrato para otra mujer en la presidencia del Nación

El Gobierno designó a Mercedes Marcó del Pont como jefa del principal banco del país. Reemplaza a Gabriela Ciganotto, quien va como directora del Central. Las razones del cambio.

 Por David Cufré

En el pasillo del primer piso del Banco Nación, donde se suceden los retratos de quienes fueron presidentes de la entidad desde su fundación en adelante, habrá que hacer lugar para uno más. El Gobierno designó ayer al frente del principal banco del país a Mercedes Marcó del Pont. Reemplazará a otra mujer, Gabriela Ciganotto, quien a su vez había sucedido a Felisa Miceli, y desde ahora pasará a desempeñarse como directora del Banco Central. La movida que catapulta a Marcó del Pont tiene su trasfondo político, ya que su ascenso fue promovido por Alberto Fernández, mientras que Ciganotto había llegado al puesto con el respaldo de Julio De Vido. “Es una economista joven, exitosa y comprometida con las ideas desarrollistas”, elogió ayer el jefe de Gabinete en la conferencia de prensa donde se anunció su nombramiento.

Marcó del Pont fue una francotiradora contra el sistema financiero construido durante la convertibilidad y una economista de perfil netamente progresista. Desde su temprana incorporación al kirchnerismo su carrera política fue en ascenso. Acompañó a Rafael Bielsa en el segundo lugar de la lista de diputados en 2003 y a Daniel Filmus como postulante a senadora en las elecciones pasadas. En estos últimos comicios, la boleta ganadora resultó la de la Coalición Cívica y Marcó del Pont no pudo entrar a la Cámara alta. Sin embargo, se la mencionaba como eventual candidata a ministra de Economía o a algún otro puesto de peso.

Fernández afirmó que su función en el banco será “afianzar el acceso al crédito de los sectores productivos”. La flamante funcionaria agregó que recibió la directiva de Cristina Fernández de trabajar en la línea de “lograr un desarrollo económico con inclusión” y promover “el desarrollo sectorial”. En los últimos días venían sonando para el cargo los nombres de otros economistas, como Eduardo Hecker, Beatriz Nofal o Roberto Feletti –este último, vicepresidente de Ciganotto, que en principio conservaría el lugar–, pero la balanza se terminó inclinando en favor de Marcó del Pont.

Las especulaciones sobre el reemplazo de Ciganotto, ahora confirmadas, surgieron por la intención que tendría el Gobierno de levantar el perfil de la entidad. El Nación mejoró sus números bajo su gestión, aunque su etapa fue definida a este diario por un funcionario de alta jerarquía como de “transición y ordenamiento”. Los activos del banco llegan a los 70 mil millones de pesos, con un 26 por ciento de participación en el volumen de depósitos totales –con preponderancia de los del sector público– y una utilidad que en 2007 habría llegado a los 600 millones de pesos.

El Gobierno no dio precisiones sobre quiénes acompañarán a Marcó del Pont, pero trascendió que el ex diputado Raúl Baglini accedería a un sillón en el directorio. Baglini fue presidente de la estratégica Comisión de Presupuesto y Hacienda durante el gobierno de la Alianza. Contaría con el respaldo del vicepresidente Julio Cobos para pasar al Nación.

Marcó del Pont consolidó una buena relación en el Congreso con el diputado Héctor Recalde, a su vez asesor de Hugo Moyano en la CGT. A principios de octubre, el líder camionero la postuló, un poco en chiste y un poco en serio, para ministra de Economía. La ahora jefa del Nación tiene una carrera profesional extensa y prestigiosa. Participó del Plan Fénix desde 2001, acompañada por su socio en la consultora FIDE, Héctor Valle. Junto a él fue asesora del Ministerio de la Producción en los primeros meses de 2002, cuando lo conducía José de Mendiguren. Se recibió de economista en la UBA en 1982 y obtuvo un master en la universidad de Yale en Estados Unidos en 1987. Desarrolló actividades en el Conicet, en Clacso y en Ides.

Marcó del Pont tiene una relación fluida con los industriales. El Gobierno viene anunciando que habrá mayor financiamiento a los sectores productivos. Su imagen, en cambio, puede generar alguna resistencia entre los hombres de campo, ya que es una férrea defensora de las retenciones a las exportaciones.

Compartir: 

Twitter
 

Mercedes Marcó del Pont es una economista de perfil progresista, muy crítica de los años ’90.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.