EL MUNDO › OPINIóN

Táctica de campaña

 Por Mercedes López San Miguel

La primera consecuencia de la ofensiva militar lanzada por Israel hace 40 horas contra la Franja de Gaza es una catástrofe humanitaria. El uso de la fuerza aérea fue inaudito y de tal magnitud que dejó al menos 300 palestinos muertos y más de 900 heridos. “Israel se equivoca si piensa que puede hacer colapsar a una organización enorme como Hamas, que cuenta con el 35 por ciento de apoyo de los palestinos”, enfatiza el profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Bashir Bashir. Arie Kacowicz, experto israelí en Relaciones Internacionales, señala lo contrario. “Es un golpe muy serio para la organización islamista radical. Nunca desde 1967 la dirigencia israelí usaba una táctica de este tipo.”

Incluso en este pésimo escenario, Bashir pronostica que los palestinos saldrán más unidos. “Los palestinos de todas partes estamos en estado de shock, enojados, y pedimos que termine ya mismo este crimen. Tanto Hamas como Al Fatah deberán hacer caso a las presiones que se den en las calles de Gaza, Cisjordania y en los campos de refugiados de Israel.” Se le recuerda que Mahmud Abbas, el líder palestino que gobierna Cisjordania, dijo ayer que Hamas “podría haber evitado que esto sucediera” si frenaba el lanzamiento de cohetes, mostrando poca afectación por sus conciudadanos en la Franja. Bashir Bashir insiste en que la presión de la opinión pública incidirá en todo el sistema político.

Como trasfondo, Israel está en campaña para las elecciones del próximo 10 de febrero y Abbas termina su mandato el 9 de enero. El favorito israelí es el líder de la derecha, Benjamin Netanyahu, y sus rivales de Kadima y el Laborismo, Tzipi Livni y Ehud Barak (actualmente en el poder), respectivamente, son los protagonistas de esta operación militar. “Si la ofensiva dura unos pocos días, ayudará a Livni y a Barak, porque habrán dado una lección a Hamas. Si se prolonga como una bola de nieve, en la que se agreguen otros elementos, una tercera Intifada, atentados desde Cisjordania y hasta desde Jerusalén, esto terminará favoreciendo a Netanyahu”, afirma Kacowicz. Para Bashir, toda esta operación supone el oportunismo de Kadima y del Laborismo. “Los líderes israelíes quieren demostrarle a Mahmud Abbas que tienen la fuerza para terminar con Hamas; de este modo, compiten con Netanyahu (partido Likud). Usan el baño de sangre de los palestinos para ganar votos.”

De cómo se desarrollen los próximos acontecimientos –esto es, si Israel continúa con una operación por tierra y si es duradera; si Hamas responde con una tercera Intifada y si los palestinos logran un consenso– dependerá la elección de los futuros líderes de Medio Oriente.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice
  • ISRAEL LLAMó A 6500 RESERVISTAS Y HAMAS A UNA TERCERA INTIFADA
    Israel apuesta a todo o nada
  • 36 PERSONAS MURIERON Y 15 RESULTARON HERIDAS; NINGúN GRUPO REIVINDICó EL ATAQUE
    La ola de violencia no cesa en Pakistán

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.