EL MUNDO › LA REACCION DE LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS EN ARGENTINA

“Queríamos que muriera en la cárcel”

Los lamentos de los organismos tuvieron que ver con que Pinochet nunca fue juzgado y condenado por sus crímenes. Mostraron expectativa por ver la actitud del gobierno de Bachelet.

La muerte de Augusto Pinochet guarda distintas claves de lectura. Para algunos referentes de los organismos argentinos de derechos humanos, el final del dictador refleja el “ocaso” de las últimas dictaduras latinoamericanas. O la caída de un obstáculo “enorme” y “ominoso” para el proceso histórico que Chile –consideran– tiene pendiente. Pinochet murió sin que la Justicia haya cerrado su historia con una condena penal por los crímenes de lesa humanidad, y esa es una de las críticas más fuertes de los organismos. Aquí, sus voces.

- Adolfo Pérez Esquivel, Servicio de Paz y Justicia:

“Lo que sucedió con Pinochet era una cosa de esperar con una persona enferma de 91 años. Murió eludiendo la Justicia. Era un criminal. Un hombre que ha hecho un gran daño a su país, y muere el mismo día de la Declaración Universal por los DD.HH. Lo mismo le sucedió con la detención de 1998 en Londres. Es curiosa su relación con los DD.HH: es un criminal que ha eludido la justicia de los hombres, esperemos que no eluda la de Dios. Lo que me parece peligroso son los gestos de hoy (por ayer) de militares chilenos que honran y tienen como referente a un criminal. Eso me preocupa: vamos a ver qué hace el gobierno porque debe tener firmeza y decisión política para saber hacer lo que corresponde”.

- Hebe de Bonafini, Asociación Madres de Plaza de Mayo:

“Lo que lamento muchísimo es que haya muerto en una cama. La verdad. Porque durante todos estos años quisimos que muriera en una cárcel, porque es un asesino como Videla para nosotros. En su caso destruyó Chile y no merecería haber muerto así. Su muerte revive un montón de cosas. Porque estuve mirando recién la televisión y veía a sus partidarios llorándolo y pidiendo hasta un monumento. Esas son cosas muy graves. También pasaban con el nazismo, que cada tanto vuelve a resurgir de forma peligrosa. Espero que el gobierno de (Michelle) Bachelet no rinda ningún homenaje y se ponga al lado del pueblo que lo condena, aunque ella alguna vez dijo que lo perdonó. Creo que estos son tipos que no habría que perdonar”.

- Carmen Lapacó, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora:

“Lamento que se haya muerto, no por él sino porque no estuvo juzgado ni quedó detenido. Eso me hubiera satisfecho, porque es lo mismo que deseo para los genocidas argentinos. Pinochet es un criminal no sólo por la fortuna que hizo robando dinero sino por la cantidad de personas que hizo matar y morir. El juicio puede continuar de todos modos y eso lo espero porque los familiares van a seguir”.

- Gastón Chillier, Centro de Estudios Legales y Sociales:

“Pinochet es una de las figuras paradigmáticas de las dictaduras de América latina, responsable de los peores crímenes de lesa humanidad de Chile y que encarna todas las características que tuvieron otras dictaduras latinoamericanas. En ese sentido, su muerte y las condiciones de su muerte –con la prisión domiciliaria y un procesamiento como acusado– muestran el ocaso, la derrota de los valores que encarnó no sólo él sino todas aquellas dictaduras. Desde el punto de vista del derecho penal, y a pesar suyo, su caso le dio impulso a la llamada jurisdicción universal”.

- María Adela Antokoletz, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora:

“Con su muerte hay un dictador menos. Con su muerte, cae un obstáculo fundamental en el avance de los chilenos hacia su proceso de verdad y de justicia. Pinochet era una figura ominosa y enorme en el imaginario. Chile tuvo muchas dificultades para avanzar con los procesos, y los avances fueron por esfuerzos heroicos porque el poder de Pinochet no lo tuvo ningún militar acá, ni nadie tuvo su arraigo”.

- Sara “Nenina” Boulliet, de Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas:

“Su muerte es una decepción porque no pagó sus crímenes. Con Chile pasó lo mismo que sucedió aquí, donde no gobernó un hombre sino el conjunto en las Fuerzas Armadas liderados por él durante décadas. Por eso no creo que su muerte cambie cosas porque no creo que modifique sustancialmente la estructura de las FF.AA. Lo que espero es que el gobierno tenga la posibilidad y la capacidad de hacer justicia”.

Compartir: 

Twitter
 

Adolfo Pérez Esquivel y Hebe de Bonafini hablaron de Pinochet.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.