EL MUNDO › PRIMERA EVALUACION CIENTIFICA DE LA DETONACION

Ensayo, temblor y después

 Por J. Reinoso *Desde Pekín

La prueba nuclear que ayer sacudió al mundo se produjo, aparentemente, en un túnel horizontal en una colina de 360 metros de altura al noroeste de la base de misiles de Musudan, según explicaron los responsables de inteligencia a los diputados surcoreanos. Seúl confirmó que detectó un sismo de magnitud 3,6 en la escala Richter a 15,4 kilómetros de Hwadaeri, en la provincia norteña de Hamgyong, a la hora en la que Corea del Norte dijo que había realizado la explosión. Estados Unidos dijo que llevará dos días evaluar la potencia de la detonación, que varía entre 0,5 y 15 kilotones. Mientras, Bush advertía que “una vez más Corea del Norte ha desafiado a la comunidad internacional, y ésta responderá”.

El servicio geológico estadounidense registró un temblor “muy cerca de la superficie” de un valor preliminar de 4,2, a unos 390 kilómetros de Pyongyang, que también coincidió con el mismo momento. Y los sistemas de vigilancias militares rusos ‘detectaron el ensayo de un arma nuclear’, según señaló un teniente general, Vladimir Verkhovtsev, citado por la agencia rusa ItarTass. El nivel del temblor indica que la prueba fue equivalente a la explosión de unas 550 toneladas de TNT, según el Instituto de Geociencia y Recursos Minerales de Corea del Sur, y de menos de 1000 toneladas, según la agencia de espionaje surcoreana. La bomba atómica lanzada por Estados Unidos en 1945 sobre Hiroshima (Japón), durante la II Guerra Mundial, fue similar a 15.000 toneladas de TNT, y la prueba francesa en el atolón de Fangataufa, en el Pacífico, en 1996, equivalió a 120.000 toneladas.

Se estima que Corea del Norte posee material de fisión suficiente para fabricar entre seis y ocho bombas atómicas, pero que probablemente carece de la tecnología necesaria para desarrollar una lo suficientemente pequeña para montarla en un misil. Algunos expertos afirman que, desde que estalló la crisis a finales de 2002, ha procesado al menos el 80% de sus reservas de 20 a 50 kilogramos de plutonio refinado, y que, si no se produce un acuerdo, para 2008 podría llegar a 70 kilogramos, suficientes para desarrollar entre ocho y 17 bombas. Pyongyang insiste en que necesita su arsenal para impedir una invasión estadounidense.

El régimen de Kim JongIl conmocionó al mundo en 1998 con el lanzamiento de un misil balístico de largo alcance, que cayó en el Pacífico después de haber sobrevolado Japón. En julio pasado, ensayó siete misiles, aunque uno de largo alcance, supuestamente capaz de alcanzar la costa estadounidense, estalló al poco de despegar. Como consecuencia, la ONU adoptó una resolución que impuso sanciones limitadas a Pyongyang y le exigió que suspendiera su programa de misiles balísticos.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.