EL PAíS

El borrador del Banco Mundial sobre las papeleras que encendió el alerta

Por error, la CFI colocó en su página web el borrador del informe que realizó una consultora. Decía que las papeleras no contaminarán. Pero la presentación del trabajo será el jueves.

 Por Miguel Jorquera

“Fue un error”, admitió la Corporación Financiera Internacional (CFI) sobre la publicación en su página web de un “borrador” del informe ambiental que el organismo –dependiente del Banco Mundial (BM)– encargó para resolver si otorga los créditos a las compañías Botnia y Ence para la construcción de sus plantas de pasta de celulosa en Fray Bentos. Pero la información puso en guardia a los gobiernos de ambas márgenes del Río de la Plata. En Uruguay se mostraron “muy satisfechos” sobre el borrador que afirma que las plantas “no provocarán impacto ambiental”; mientras que la Cancillería argentina dijo que no emitirá opinión hasta que la CFI dé a conocer oficialmente el informe el jueves. En tanto, dirigentes de la ONG Centro de Derechos Humanos y Ambiente (Cedha), que colaboraron con la Cancillería en trazar la estrategia del ahogo financiero de los proyectos papeleros, criticaron el informe pero manifestaron su optimismo en que el BM finalmente no financie a las pasteras.

El informe de impacto ambiental sobre la construcción de las pasteras en Fray Bentos fue retirado del sitio web del Banco Mundial ayer a las 11 de la mañana, después que las autoridades del organismo financiero internacional reconocieron el “error” por su anticipación, aunque hicieron esfuerzos por afirmar que “sólo” se trata de un “borrador” y que el informe oficial se dará a conocer el próximo el jueves.

Pero el casi día y medio que el documento estuvo en Internet alcanzó para que los gobiernos de Argentina y Uruguay “ojearan” y tomaran nota de las conclusiones a las que arribó la consultora canadiense Ecometrix, encargada de revisar las observaciones que la propia CFI hizo al primer informe elaborado por la consultora Hatfield, al que consideró como “incompleto”. Sin embargo, las apreciaciones a las que arribaron los canadienses no variarían demasiado.

Desde Montevideo, fuentes del máximo nivel del gobierno uruguayo manifestaron que recibieron “la misma respuesta” del BM cuando se contactaron para conocer el documento completo. Aunque, con la copia del borrador en mano, los hombres cercanos al presidente Tabaré Vázquez dejaron trascender que estaban “muy satisfechos” con su contenido, en referencia al supuesto reconocimiento de que la instalación de pasteras en Fray Bentos “no provocará el impacto ambiental” que denuncia Argentina.

En la Cancillería argentina prefirieron no emitir opinión. “Se trata de un borrador, por lo tanto no habrá opinión oficial hasta que no haya información oficial por parte del Banco Mundial”, argumentaron a Página/12 fuentes del Palacio San Martín. El informe final permanecerá en la página web del BM durante el mes que llevará al directorio del organismo decidir sobre el financiamiento de los emprendimientos de pasta de celulosa en la costa oriental del río Uruguay.

Quien hizo críticas a las conclusiones del borrador fue el presidente de Cedha, Daniel Tailland. La ONG, de la que formaba parte la actual secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, fue la que propuso la estrategia del ahogo financiero para la construcción de las plantas, como camino paralelo a la disputa jurídica con Uruguay ante la Corte Internacional de La Haya. “Este informe debía profundizar, entre otros aspectos, el impacto que produciría la instalación de las pasteras sobre el turismo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú y las napas de agua. Pero sus conclusiones son muy ligeras: admite que se podrían contaminar las napas subterráneas pero no estima el tiempo ni la gravedad, y reconoce que habrá un impacto visual sobre el turismo, aunque afirma que los turistas terminarán por acostumbrarse”, dijo Tailland a Página/12 sobre el informe de la consultora canadiense.

Sin embargo, Tailland se mostró optimista sobre la resolución final que tomará el BM. “Después de la decisión de Ence de reubicar su planta, el banco deberá resolver si destraba o no los créditos para Botnia. No creo, de acuerdo a las fuentes que nosotros hemos consultado, que el Banco Mundial asuma el costo de profundizar el conflicto entre ambos países a los que ha llamado a resolver el tema en forma bilateral. Consideramos que el resto de los bancos privados asumirán igual actitud”, afirmó Tailland, quien se mantiene en consulta permanente con los organismos de crédito vinculados a la construcción de las plantas.

Compartir: 

Twitter
 

En el gobierno uruguayo se apresuraron a mostrarse “muy satisfechos” con el preinforme.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.