EL PAIS › LA TRAGEDIA Y LOS MEDIOS, SEGUN ALICIA ENTEL

Drama privado, drama público

 Por Horacio Cecchi

“Que tengan a bien preservar el derecho a la privacidad de toda la comunidad educativa de la escuela”, dice el comunicado de ex alumnos de la escuela Ecos, en una suerte de vallado protectivo de la invasión mediática. “Que no se muestren imágenes de ninguno de los adolescentes tanto víctimas fatales como heridos del accidente, preservando la intimidad de los mismos”, dice en otro punto. En la escuela, lugar lógico y natural de concentración de padres y alumnos, los medios no tuvieron entrada. “No me parece mal que frente a esta tragedia se cierre el acceso de los medios –opinó la especialista en comunicación Alicia Entel, titular de la Fundación Walter Benjamin–. Es sano, pero no siempre ocurre. Según el nivel social se tienen más o menos argumentos para defender el espacio privado de la mirada pública. ¿Qué tienen que hacer los medios con la imagen de un padre llorando? La responsabilidad social de los medios está en investigar por qué ocurrió la tragedia.”

–¿Por qué cree que resulta más fácil para los medios obtener el relato de una tragedia dentro de un escenario de pobreza?

–En ciertos sectores, en la clase media, existe una tradición, un importante resabio de la tradición burguesa que habla de la vida privada, y no necesitan aparecer en un medio para existir. En cambio, en una villa, no. Algunos ciudadanos tienen argumentos para defenderse de la intromisión mediática y otros no porque no tienen esa posibilidad, no saben cómo hacerlo.

–¿Los medios hacen un aprovechamiento de esa dificultad?

–Sí, porque el interés de los medios está puesto en la venta y el mercado. Pero, además, está la necesidad de aquellos ciudadanos que no pueden poner límite, una necesidad de ser reconocidos por los otros y sólo lo pueden hacer a través de una cámara y cruzados por una tragedia. Pero, ¿dónde está la privacidad en esos espacios atravesados por la violencia, el avasallamiento? En el hacinamiento no hay privacidad. No la conocen.

–El medio hace uso de esa necesidad...

–Sí. El medio siempre va a intentar reflejar lo cruento y la sangre. Por distintos motivos. Para recabar más información, si lo pienso desde el lado más ingenuo. O porque se parte de la suposición de que reflejar cierta truculencia puede ser tapa y vende más. Pero la responsabilidad social de los medios no es mostrar a un padre llorando sino las condiciones de producción de la tragedia. La investigación, por respeto al lector, pero lamentablemente no es lo más frecuente.

–¿Y por qué cree que es así?

–No es porque no le interese al mercado. Es porque la profundidad de la investigación requiere más tiempo, y más tiempo es más inversión. Hay que decidir sacar dos periodistas de la competencia de las noticias y colocarlos a investigar.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared