EL MUNDO › EVALUACION DEL GOBIERNO DE LA DERROTA DE HUGO CHAVEZ

“El es un gran demócrata”

Kirchner rescató la figura del presidente venezolano y alabó la forma en que reconoció el resultado. En la lectura de la Casa Rosada, el error de Chávez fue juntar a la oposición en su contra.

 Por Fernando Cibeira

“Es un gran demócrata”, elogió ayer el presidente Néstor Kirchner a Hugo Chávez en un acto en la Casa Rosada. En Gobierno ponderaban ayer el tono que eligió el venezolano para reconocer su derrota por un margen muy ajustado. El resultado no causó sorpresa. El Presidente y Cristina Fernández ya se habían enterado de la preocupación de Chávez cuando se encontraron en Santiago de Chile por la Cumbre Iberoamericana. “Hizo algo que hay que evitar a toda costa, que es juntar a la oposición. Forzó tanto la situación que los unió en su contra”, analizaba anoche un funcionario en la Casa Rosada.

En su única aparición pública de ayer, un acto con intendentes en Gobierno (ver página 7), el Presidente habló sobre el referéndum. “Quiero felicitar al pueblo venezolano, sin intervenir en su vida interna porque nunca lo haría, por cómo resolvieron democráticamente, con un verdadero ejemplo, el tema de su reforma constitucional, y cómo, por uno o dos puntitos, no hubo ningún problema”, sostuvo.

La cuestión del rápido reconocimiento del ajustado resultado le sirvió a Kirchner para criticar a Elisa Carrió. “Imaginen qué hubiera pasado en la Argentina. Una candidata perdió por 23 puntos y dice que le hicieron trampa”, sostuvo.

En un día de derrota, Kirchner rescató la figura del venezolano. “Le agradezco a Chávez la actitud de permanente solidaridad con la Argentina en sus momentos más difíciles”, subrayó.

La última vez que se habían reunido un rato con él, en la cumbre de Chile, Kirchner y Cristina Fernández habían notado la preocupación de Chávez por el resultado de esta elección. En aquel momento, el Presidente había comentado que nunca había visto a Chávez tan serio respecto de lo que tenía por delante. El venezolano hizo grandes esfuerzos en el último tramo de la campaña, pero no logró revertir la tendencia. En las encuestas que manejaban en la semana en la Casa Rosada ya tenían fuertes indicios de que la mano venía cambiada.

En la lectura que hacían anoche en la Casa Rosada prevalecía la idea de que el venezolano se había equivocado al darle a la oposición un escenario para presentarse unida en su contra. Con todo, sostenían que pese a esa situación poco propicia, la derrota había sido por un margen muy estrecho. Y, como lo haría el Presidente en el acto con los intendentes, elogiaban la moderación de las declaraciones públicas posteriores al escrutinio, en un clima que se imaginaba mucho más convulsionado.

Cerca de Kirchner levantaban el tono medido de Chávez y su rápida aceptación del escrutinio frente a la imagen que se intenta instalar sobre las pocas condiciones democráticas del mandatario venezolano en el mundo. Cada vez que la consultan en entrevistas para medios extranjeros, Cristina Kirchner siempre defiende las virtudes democráticas del venezolano. Chávez, que ya le agradecido en público ese gesto, vendrá esta semana para participar de su asunción.

Por otro lado, estaba la cuestión del futuro inmediato y mediato en Venezuela. Luego de la caída de la reforma constitucional, Chávez aún tiene un largo mandato por delante, con una elección presidencial en la segunda mitad de 2012 y recambio presidencial en enero de 2013, con la novedad ahora de que él no podrá presentarse para la reelección.

“No creo que tenga problemas de gobernabilidad. Le falta mucho. Además, seguro que inventa alguna elección en el medio para volver a ganar y revalidarse”, argumentaban en la Casa Rosada.


Obeid

Cristina Fernández de Kirchner le ofreció ayer la embajada en Cuba al gobernador de Santa Fe, Jorge Obeid, durante un encuentro que mantuvieron en Olivos. Obeid, quien tiene un vínculo personal con Fidel Castro, pidió unos días para responder pero, según señalaron hombres de su entorno, diría que no al ofrecimiento. La idea de Obeid sería asumir la banca que obtuvo en Diputados para no separarse de su familia y mantener un bajo perfil. “La embajada en La Habana es de alta exposición”, explicaron.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Néstor Kirchner habló del referéndum venezolano en un acto en la Rosada.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.