EL PAíS › RIVAS DIEZ SIGUE EN LA CAUSA DE LA VALIJA, PERO SIN CONTROL DE LA INVESTIGACIóN

Dos pájaros de un solo tiro

El juez Daniel Petrone rechazó la recusación de la fiscal impulsada por Claudio Uberti aunque, a tono con la pretensión del ex funcionario kirchnerista, le quitó el manejo de la pesquisa.

 Por Irina Hauser

El nuevo juez de la causa de la valija, Daniel Petrone, rechazó por razones formales la recusación de la fiscal María Luz Rivas Diez impulsada por el ex funcionario kirchnerista Claudio Uberti, pero en el mismo acto la desplazó del control de la investigación, que pasó a la órbita de su juzgado. Todavía, sin embargo, no definió si pedirá –como le reclama la fiscalía– la captura internacional de los venezolanos Diego Uzcátegui Matheus y Daniel Uzcátegui Specht, que el miércoles último faltaron por cuarta vez al llamado a indagatoria como sospechosos de lavado de dinero.

Uberti, ex titular del Organo de Control de Concesiones Viales durante el gobierno de Néstor Kirchner, está imputado por la fiscalía, señalado como quien hizo subir en Caracas a Guido Antonini Wilson al jet alquilado por Enarsa, del cual bajó con la valija con 800 mil dólares el 4 de agosto último. Según Uberti, el valijero abordó el avión a pedido de Uzcátegui padre, ex vicepresidente de Pdvsa, quien también –siempre según sus dichos– le habría solicitado que llevara a su hijo y a tres ejecutivos de la petrolera venezolana.

En febrero último, el ex funcionario recusó a Rivas Diez con el argumento de que le había impedido ver el expediente. El planteo quedó en una nebulosa por largo tiempo. La causa ni siquiera tuvo un juez estable hasta un mes atrás, cuando asumió Petrone. Recién la semana pasada se hizo una audiencia por la recusación a la que concurrió el propio Uberti, aunque el que habló fue su abogado, Diego Pirota. Al final, el magistrado firmó ayer una resolución donde dice que ninguna de las causas que pueden dar lugar a una recusación (como la enemistad, las deudas o los parentescos) se presentaban en este caso y que tampoco había razones para pensar que la fiscal hubiera actuado de manera arbitraria.

Aun así, el texto del juez desliza ciertas críticas a la fiscalía. Sugiere que se le podría reprochar “el hecho de no haber dado acceso al expediente a Uberti y a su abogado en debido tiempo” y que esto pudo haber ocurrido por “una equivocada apreciación del marco procesal” en el momento en que el ex funcionario presentó un descargo espontáneo. Para cerrar, afirma que ante la “preocupación” que mostró la defensa y para “aventar” suspicacias, el juzgado dispone “reasumir la instrucción sumarial”. La defensa de Uberti, satisfecha.

La posibilidad de asumir la investigación es una facultad que tiene todo juez y de la que puede echar mano en cualquier momento. En esta causa, siempre estuvo delegada en la fiscalía. Junto con Rivas Diez actúa como una suerte de apoyo el fiscal general Mariano Borinsky, titular de la Unidad Fiscal de Delitos Tributarios y Contrabando (Ufitco). Todavía tienen medidas de prueban en pleno trámite. En el juzgado, sin embargo, sostienen que sólo quedan trámites formales que únicamente realiza el juez.

Uno de los asuntos que aún debe resolver es la situación de los Uzcátegui, acusados como partícipes del intento de Antonini de ingresar los 800 mil dólares sin declarar. Con el nuevo faltazo de esta semana, el abogado de los venezolanos pidió la nulidad del llamado a indagatoria por considerarlo infundado. Más tarea para Petrone. Los fiscales, como informó ayer PáginaI12, le reclamaron que los traiga arrestados a declarar sin esperar más. A diez meses de la llegada del avión de la valija, nadie fue indagado.

Compartir: 

Twitter
 

Rivas Diez insistió con su pedido de captura de los Uzcátegui ante Petrone, quien aún no se expidió.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.