EL PAíS › SE PRESENTó UN PROYECTO CON APOYO OFICIALISTA Y OPOSITOR

Para expropiar el Bauen

 Por Laura Vales

“Es todo un dato que el Bauen haya unido lo que el campo desune”, comentó en voz alta Fabio Resino, de la cooperativa de trabajadores del hotel, mirando el escenario en el que dirigentes del kirchnerismo se apretujaban con los de la Coalición Cívica, el socialismo, el ARI y la militancia de izquierda.

El motivo que reunió en un mismo espacio a Luis D’Elía con Luis Zamora, a Claudio Lozano con Marcelo Ramal fue la presentación de un proyecto de ley de expropiación del hotel, presentado por la diputada Victoria Donda (Frente para la Victoria), al que sumaron sus firmas trece legisladores nacionales. Los apoyos para la expropiación incluyeron a representantes de todos los bloques, con la excepción previsible del PRO y partidos provinciales. De ser sancionada, la ley pondrá fin a la incertidumbre de los trabajadores del hotel, que lo gestionan hace cinco años pero no tienen todavía un soporte legal.

Donda elogió a los trabajadores de la cooperativa porque “son muy organizados y generaron gran participación”. En los fundamentos de su proyecto reseñó la historia del Bauen, que fue construido con créditos que la dictadura otorgó en vísperas del Mundial ’78, a tasas preferenciales. Los antiguos dueños, que se beneficiaron con aquellos créditos en dos tandas, nunca terminaron de pagarlos. Todavía deben al Banade 8,6 millones de pesos, según la última liquidación judicial.

El Bauen funcionó durante 25 años como uno de los hoteles con mayor movimiento del centro porteño. En el 2001, luego de una serie de cambios en su dirección y tras una prolongada crisis, se declaró en quiebra y cerró sus puertas, dejando a sus empleados en la calle. Permaneció inactivo durante más de dos años. En marzo de 2003, un grupo de trabajadores se decidió a entrar y reabrirlo. “Sin ninguna ayuda ni subsidio remontaron el hotel con su único capital, su fuerza de trabajo”, subraya el texto del proyecto. Otro dato es que, de los 32 trabajadores iniciales, hoy tienen empleo 156 asociados.

Junto a la diputada impulsan el proyecto Remo Carlotto, Claudio Morgado, Adriana Puiggrós (FpV), Edgardo Depetri (Frente Transversal), Cecilia Merchán, Ariel Basteiro (Encuentro Popular y Social), Roy Cortina, Silvia Augsburger, Lisandro Viale (PS), Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi (SI), Fabián Peralta, Virginia Linares (GEN-CC) y Claudio Lozano (Encuentro por Buenos Aires). En la presentación de ayer, que se realizó en Salón Simón Bolívar del Bauen, también estuvieron Héctor Polino (socialismo), Fabio Basteiro (CTA), Vilma Ripoll (MST-Nueva Izquierda) y Carlos “Perro” Santillán, que viajó desde Jujuy para dar su apoyo.

Los trabajadores abrieron la rueda con un agradecimiento a Donda: “La patronal que reclama este lugar fue socia de la dictadura, especialmente de la Armada. Hoy a este proyecto de expropiación lo trae una diputada que nació en la ESMA, donde sus padres fueron torturados y desaparecidos. Es una muestra de lo que está en juego, de quiénes son unos y otros”. Los legisladores se pasaron después el micrófono; los de la oposición advirtieron sobre la distancia entre el enunciado y la efectiva sanción de la ley. “Si los bloques de cada uno de nosotros levantan la mano, la ley será un hecho, pero eso tiene que suceder: acá se va a ver si efectivamente hay voluntad política o hoy retórica”, señaló Macaluse. D’Elía dijo que realizará “todas las gestiones para que los diputados no miren para otro lado y voten la expropiación”. El proyecto debe pasar por tres comisiones (Justicia, Presupuesto y Cooperativismo) antes de llegar al recinto. Para obtener despacho favorable necesitará del respaldo de los diputados del oficialismo.

Compartir: 

Twitter
 

La propuesta de Donda reconoce a la cooperativa de trabajadores.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.