EL PAíS › LOS DIRIGENTES DE LA CGT FUERON A LA CASA ROSADA Y PLANTEARON SUS RECLAMOS A LA PRESIDENTA

Reunión de amigos, pero con varios pedidos

Los gremialistas se fueron del encuentro con la certeza de que los anuncios sobre la suba de las asignaciones familiares y el monto mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias se conocerán dentro de muy poco. Hubo menciones al lockout.

 Por Martín Piqué

Los dirigentes de la CGT venían con su agenda de reclamos, que plantearon en tiempo y forma y ante oídos bien predispuestos. La atención que les dispensó ayer la Presidenta en la Casa Rosada –la reunión se prolongó durante una hora y media– fue otra muestra del rol central que el Gobierno pretende que el sindicalismo vaya asumiendo en los próximos años. Tras analizar la derrota parlamentaria de las retenciones móviles, la Presidenta convocó a los principales dirigentes gremiales del país a instalar en la sociedad la discusión sobre cómo avanzar en la redistribución del ingreso. Encabezada por el reelecto Hugo Moyano, la primera línea de la CGT se mostró de acuerdo con la exposición de CFK sobre el patrón productivo del país –la Presidenta dijo que había que incorporar valor agregado, dar empleo y diversificar la economía–, pero no dejó de puntualizar sus demandas. El petitorio se fue completando a medida que los dirigentes pedían la palabra y está compuesto por varios puntos:

- Una mejora de las jubilaciones durante este año, sin contar la movilidad jubilatoria que comenzará a aplicarse en marzo de 2009.

- La suba del monto mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias (la cuarta categoría del gravamen está afectando a muchos trabajadores de sueldos medianos y altos, como petroleros, minería y camioneros).

- Un aumento de las asignaciones familiares y su universalización, lo que equivale al seguro universal por hijo que viene reclamando la CTA.

- La exención del impuesto al cheque para los sindicatos y obras sociales (las AFJP y las prepagas ya están exceptuadas).

- La actualización de los reintegros que reciben las obras sociales sindicales por las operaciones de alta complejidad: los aportes se hacen a través de la estratégica Administración de Programas Especiales (APE), un organismo del Estado que encabeza Juan Rinaldi, hombre de estrecha confianza de Moyano.

- La revisión del régimen que permite a monotributistas asociarse a obras sociales a través de un aporte adicional bastante bajo (se constataron irregularidades por parte de empresarios que figuraban ante la AFIP como monotributistas de categorías muy bajas).

La Presidenta se comprometió a estudiar la factibilidad de cada uno de los pedidos. Según relataron a PáginaI12 varios participantes de la reunión, en la audiencia con CFK no se hizo mención a cifras puntuales tanto en materia de impuesto a las Ganancias como de suba de jubilaciones y asignaciones familiares. Los gremialistas se fueron de la reunión con la certeza de que los anuncios sobre asignaciones familiares y monto mínimo no imponible se conocerán dentro de muy poco. “Están al caer pero necesitan dosificarlos un poco”, contó a PáginaI12 uno de los secretarios del consejo directivo de la CGT. Las otras demandas fueron escuchadas con atención, algunas lograron un eco favorable inmediato. Fue el caso de la exención del impuesto al cheque para sindicatos y obras sociales: Tomada la reconoció como una medida justa ante la propia CFK.

La entrevista comenzó con una demora de cuarenta minutos. Una vez que los miembros del consejo directivo se ubicaron en torno de una larga mesa de conferencias, la Presidenta comenzó un diagnóstico de la situación económica mundial y local. La exposición subrayó las alzas en los precios de los alimentos y las consecuencias que esos incrementos estaban produciendo en la economía argentina. Con entre 15 y 20 gremialistas escuchándola, CFK aseguró que en el debate por las retenciones móviles estuvo en juego una discusión por el modelo de país. “No quieren volver a los ’90, sino a la Argentina agroexportadora de comienzos de siglo”, advirtió. Dijo que con el conflicto se habían expresado intereses que querían que el país exporte commodities agrícolas sin valor agregado.

El análisis de la Presidenta hizo una escala en el último encuentro de la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC), donde los países desarrollados intentaron sin éxito que los países en vías de desarrollo levantaran barreras arancelarias a la importación industrial. “Quieren avanzar hacia la exportación y reducir el consumo interno. El aumento del consumo interno es contraproducente a los grupos ligados a la producción agropecuaria”, argumentó. Los invitados aprovecharon la mención a la OMC para felicitar al Gobierno por la posición que había mantenido a lo largo del debate. “Si se aprobaba lo que buscaba Estados Unidos, se hubieran perdido cientos de miles de empleos en las áreas de indumentaria, cuero y metalúrgica”, comentó uno de los gremialistas presentes.

La Presidenta también hizo una observación sobre la situación de China, principal comprador de productos agrícolas del mundo, y dijo que la economía estadounidense comenzaba a mostrar signos de recuperación. Tras hacer ese diagnóstico sobre el escenario internacional, CFK subrayó que la Argentina no debía fijar su patrón productivo exclusivamente en la exportación de alimentos. A la salida de la reunión, los miembros del consejo directivo elogiaron la exposición de la mandataria. “Fue una descripción muy precisa del contexto nacional e internacional”, dijo a PáginaI12 el secretario de Formación y Capacitación de la CGT, Juan Carlos Schimdt. A los dirigentes de la CGT tampoco se les pasó por alto una advertencia de la mandataria. “Hay que mantener el ordenamiento económico y el superávit fiscal, no se tiene que escapar ninguna variable.”

Quien mejor pareció entenderlo fue el vocero de la CGT, Héctor Daer. “Quedó en claro que el Estado no tiene recursos infinitos como para satisfacer mañana todas las necesidades, pero sí para ir avanzando en ajustar y determinar mejoras a lo largo de un proceso”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la reunión con los dirigentes de la CGT.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.