EL PAíS › EL RADICALISMO Y EL SOCIALISMO ANUNCIARON UNA ALIANZA PARA EL 2009

“Somos partidos hermanos”

El presidente del PS, Ruben Giustiniani, fue el invitado de honor en la Convención Nacional de la UCR. Hoy habrá señales positivas para los que se fueron del partido, pero Cobos quedará excluido mientras siga en el cargo.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde Mina Clavero

De repente, la foto de la Convención Nacional del radicalismo cambió. El presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, estaba sentado en el centro de la mesa, al lado de quien lo había invitado: su par radical, el senador Gerardo Morales. Pero no fue sólo una foto. Cuando le tocó hacer uso de la palabra, Giustiniani anunció la conformación de un frente electoral con la UCR para el año próximo, “desde Jujuy hasta Tierra del Fuego”. “El 2009 va a ser el primer escalón en el camino irreversible al triunfo en el 2011”, sentenció Giustiniani. El anfitrión del encuentro aceptó el invite con entusiasmo: “La propuesta de caminar juntos tiene realmente un gran aval y tenemos grandes acuerdos programáticos”, le respondió Morales, por si le había quedado alguna duda luego del estallido de aplausos que provocaron las palabras del socialista en la ciudad cordobesa Mina Clavero.

El presidente del Comité Nacional no ahorró elogios para sus pares socialistas. “Somos partidos hermanos”, definió. En un primer momento hasta se había especulado con la presencia del gobernador Hermes Binner en la Convención, pero fuentes del socialismo aseguraron que no pudo aceptar la invitación por motivos de agenda. Sin embargo, Giustiniani aclaró que la participación de la vicegobernadora –la radical Griselda Tessio– era una señal clara del aval de Binner a sus palabras. Además, el senador socialista detalló que conversa con él todos los días.

“Nosotros tomamos como referencia la provincia de Santa Fe, donde el socialismo, el radicalismo, la Coalición Cívica y el SI forman parte del Frente Progresista Cívico y Social”, explico el titular del PS, quien aspira a formar una “construcción frentista con una base programática de centroizquierda y que incluya a la UCR” en todo el país. Pero la relación con la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió quedó en la nebulosa. A regañadientes, desde el socialismo reconocieron cierta incompatibilidad en un armado que incluya al oficialismo radical, a Cobos y a la CC. “Pero no sería inteligente adelantar esos conflictos”, aclaró un avezado operador socialista.

Horas antes, cerca de las cinco de la tarde, los alrededores del teatro Milac Navira no tenían mucho que envidiarle a la conocida liturgia peronista. Bombos, banderas y cantitos: “Olé Olé, Olé Olá/ Yo tengo huevos sigo siendo radical”, coreaba la juventud. Mientras tanto, los dirigentes más importantes del partido estaban reunidos a metros de la Convención, en una negociación previa a las deliberaciones. El sector reformista encabezado por Morales y el presidente del bloque de Senadores, Ernesto Sanz, discutía con Enrique “Coti” Nosiglia, Leopoldo Moreau, Federico Storani y el rionegrino Pablo Verani. Hasta ayer no habían logrado llegar a un consenso sobre algunos puntos centrales: la modificación de la forma en que son elegidas las autoridades del Comité Nacional y la unificación del calendario electoral en todos los distritos.

La situación de los correligionarios que se alejaron de la UCR y en particular la del vicepresidente Julio Cobos no quedó afuera del debate, pero la resolución final llegará hoy. Había una idea en común: va a haber “una señal positiva” para aquellos que quieran volver, pero Cobos no puede ser oposición mientras siga en el cargo. Los argumentos eran distintos, pero la conclusión la misma. Algunos entendían que se trataba una contradicción insalvable, mientras que los más pragmáticos pensaban que si vuelve a la UCR terminaría jugándoles en contra ante la opinión pública.

Los informes que debían presentar Morales, Sanz y el titular del bloque de diputados, Oscar Aguad, quedaron postergadas para hoy. En cambio, hablaron el intendente de Mina Clavero, Manuel Alberto Giménez; el titular del comité provincial de Córdoba, Mario Negri, y el presidente saliente de la Convención, Adolfo Stubrin. En medio, tuvieron la palabra los invitados del día: Te-ssio, Giustiniani y tres representantes de las entidades del campo.

En tanto, la Convención continuó su marcha y designó al ex senador Hipólito Solari Yrigoyen en reemplazo de Stubrin. Eran las once de la noche y los centenares de radicales festejaban cantando su himno, de pie y aplaudiendo.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, y el presidente del PS, Rubén Giustiniani, en el centro de la mesa.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.