EL PAíS › DUHALDE DESMINTIO QUE TUVIERA PENSADO PROLONGAR SU MANDATO

“El 25 de mayo seguro que me voy”

El Presidente aseguró que no postegará las elecciones generales. Y que, si no las hubiera, renunciará en mayo ante la Asamblea Legislativa.

“Haya o no elecciones, yo me voy el 25 de mayo”, aseguró ayer Eduardo Duhalde para terminar con cualquier especulación sobre su deseo de permanecer en la Casa Rosada más allá de esa fecha. Tan terminante como Duhalde se mostró también el secretario general de la Presidencia, José Pampuro. “El –afirmó el funcionario en referencia al Presidente– tiene un compromiso público y el 25 de mayo se vence la fecha del cronograma electoral.” Pero lo que uno y otro dijeron públicamente no es lo mismo que sostienen en privado los duhaldistas, quienes a partir de la decisión de la jueza María Romilda Servini de Cubría de suspender las internas abiertas y simultáneas empezaron a hacer todo tipo de conjeturas sobre una eventual modificación del calendario electoral y la prolongación del mandato de Duhalde.
Las declaraciones de Duhalde se inscriben en el juego de intrigas que se desató entre duhaldistas y menemistas como consecuencia de la resolución de Servini que dejó sin efecto la convocatoria a internas que el Gobierno había formulado para el próximo 15 de diciembre. Aunque públicamente declararon lo contrario, en la Casa Rosada recibieron la decisión de la jueza con satisfacción. En el menemismo no tardó en instalarse la sospecha de que, en verdad, Duhalde hará todo lo posible para demorar primero la interna partidaria y después las generales.
“Yo he presentado mi renuncia indeclinable y le voy a pedir a la Asamblea Legislativa que la acepte. Yo me voy el 25 de mayo y espero para ese tiempo dejar los cimientos sólidos de la Argentina que hoy ya está en condiciones de ponerse a trabajar”, declaró Duhalde con la intención de apaciguar los ánimos. Para hacerlo aprovechó un acto de entrega de subsidios del Plan Jefes y Jefas de Hogar, que se realizó frente al Club La Estancia de Berisso, del que participó junto a su esposa Hilda “Chiche” González y al intendente local, Néstor Juzwa.
Para tratar de despejar cualquier duda sobre su futuro, Duhalde insistió en que “haya o no elecciones, yo me voy el 25. Yo quiero que haya elecciones, las he convocado, pero si no las hubiera por cualquier circunstancia judicial, en esa fecha la Asamblea Legislativa tendría que elegir otro Presidente para que concrete el mandato”.
En tren de echar por tierra las especulaciones, Duhalde también hizo otra declaración. “Cuando me retire, el 25 de mayo, creo que mi esposa Chiche me va a acompañar como lo ha hecho siempre, y no está en nuestros planes que se candidateé para gobernadora en la provincia de Buenos Aires”, señaló frente al rumor que habla de un acercamiento con el menemismo que otros funcionarios del Gobierno también se encargaron de negar (ver aparte). Las versiones al respecto son varias y apuntan todas en el mismo sentido: que el duhaldismo respaldaría la candidatura de Menem –a falta de otro mejor frente al fracaso de José Manuel de la Sota y la negativa de Carlos Reutemann– a cambio de un retorno victorioso de Duhalde a la provincia de Buenos Aires.
Duhalde no se pronunció, en cambio, sobre la intención de Menem de mantener el 15 de diciembre próximo como fecha de la interna peronista. Lo que expresó fue que la resolución de Servini “debe ser apelada”, pero que igualmente los partidos que “tienen que comenzar a organizarse para elegir de la forma que ellos entiendan a sus candidatos”.
“Hay que ver si los tiempos dan”, analizó por el contrario Pampuro a propósito de la pretensión de los menemistas. El secretario general de la Presidencia, en la misma línea de revertir la idea de que el duhaldismo intentará mantenerse por más tiempo en el gobierno, ratificó que Duhalde cumplirá con el traspaso del mando el próximo 25 de mayo.
“Duhalde tendría que entregar el Gobierno a quien resulte electo en las elecciones generales de marzo y ahí termina nuestra gestión, como gobierno que fue de emergencia o de transición”, enfatizó Pampuro. Al respecto, el funcionario añadió que la Argentina “tiene que ser en algún momento previsible y se deben cumplir los compromisos que uno hizo públicos” y opinó que “en la medida que mantengamos nuestras convicciones asumidaspública y políticamente es que vamos a retomar, por lo menos, en lo social y en lo político un grado de seriedad que evidentemente en los últimos años hemos perdido”.

Compartir: 

Twitter
 

Duhalde en uno de sus clásicos actos en la provincia de Buenos Aires, en Berisso, junto a Chiche.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.