EL PAíS › TRES GREMIOS DOCENTES PORTEÑOS RECHAZARON UN ACUERDO CON EL GOBIERNO MACRISTA

Con pronóstico de un nuevo paro

UTE-Ctera, Ademys y los privados del Sadop se opusieron a que los 110 pesos en negro que otorgó Mauricio Macri sean incorporados al salario recién en febrero. El lunes vuelve la carpa y definirán una huelga para la semana del 17 al 21.

 Por Laura Vales

Tres gremios docentes de la Capital Federal no acordaron con el gobierno porteño y volverán a armar la carpa desde el lunes en la Avenida de Mayo, como preámbulo de un nuevo paro. Los sindicatos –la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera), los privados de Sadop y Ademys– se retiraron anticipadamente de la reunión con el ministro de Educación, Mariano Narodowski, tras no haber obtenido respuesta a sus reclamos. Definirán una huelga para la semana del 17 al 21 de noviembre. Otros 14 gremios convinieron con la administración macrista que la suma fija de 110 pesos otorgada en negro para compensar la inflación se incorporará al sueldo básico a partir de febrero.

La reunión había sido convocada por el ministro de Educación macrista, Mariano Narodowski, para los diecisiete gremios docentes del distrito, con un temario acotado. Los puntos a discutir eran la libre opción de la obra social, el sistema de reconocimientos médicos para las licencias por enfermedad y la forma en que los 110 pesos de suma fija otorgados recientemente se incorporarían al sueldo. Tres de los sindicatos (liderados por UTE, el de mayor peso en la ciudad) no firmaron el acuerdo que otorgó la suma fija, y una vez comenzada la reunión solicitaron ampliar el temario.

“Pedimos discutir el tema salarial, la restitución de las becas estudiantiles, la calidad alimentaria en las escuelas y el problema que dejaron de entregar los kits de útiles a los chicos de bajos recursos. Nos dijeron que tenían tres puntos para tratar y que no abrirían el temario”, contó Francisco “Tito” Nenna, secretario general de la UTE. Siguió una hora y media de discusión hasta que los representantes de UTE y Ademys se retiraron.

A ellos los siguieron, un rato después, los dirigentes de Sadop, con una salida que el ministerio no esperaba, ya que el sector había sido uno de los que acordó la suma fija. Héctor Neri, titular del gremio, explicó que los docentes privados se encontraron esta semana con que “muchos colegios descontaron los días de paro a los maestros, desconociendo el acta firmada con Narodowski que garantizaba el cobro de esas jornadas. Son colegios que desconocen el acuerdo, por lo que tampoco van a pagar la suma fija de 110 pesos”. Cuando en la reunión el Sadop pidió ampliar el temario para discutir una solución a este problema, también se lo negaron. “Insistieron en que había un temario de tres puntos. Lo sorprendente fue que en cuanto los compañeros de UTE se retiraron, el ministerio amplió el temario y empezó, en los hechos, otra reunión totalmente distinta. Nos pareció una cosa falta de buena fe y no quisimos convalidarla, nos fuimos nosotros también.”

El Sadop se sumará así a la carpa docente. Volverá a estar instalada frente a la Jefatura de Gobierno de la ciudad desde el lunes hasta el viernes, con una programación temática. El lunes va a haber actividades de difusión sobre los problemas en los comedores escolares; el martes, sobre los docentes contratados; el miércoles, sobre las becas; y el jueves, sobre el recorte de los subsidios a las cooperadoras escolares. Los gremios en disidencia insisten, por otra parte, en un aumento del 20 por ciento retroactivo a agosto.

Desde el Ministerio de Educación minimizaron el desacuerdo con los gremios. Subrayaron, en cambio, que catorce de los diecisiete sindicatos convinieron en incorporar la suma fija al básico desde febrero. Otros puntos acordados fueron la creación de comisiones de seguimiento para la desregulación de la obra social y para hacer modificaciones al sistema de reconocimiento de las licencias por enfermedad.

La desregulación de la obra social debe hacerse antes de marzo del año que viene. La comisión referida a medicina laboral, por su parte, estará integrada por representantes gremiales y profesionales médicos designados por el gobierno de la ciudad, quienes revisarán las normas que regulan el control de las enfermedades del personal docente.

La fecha del nuevo paro será decidida en plenarios de cada gremio, UTE en la jornada de hoy y el Sadop en los próximos días. Los estatales de UTE ya tenían votado un cese de actividades para el mes de noviembre en el caso de que las negociaciones no avanzaran. En esas previsiones está la semana del 17 al 21 como fecha para el paro, que sería de 48 horas.

Compartir: 

Twitter
 

Los docentes porteños volverán a armar el próximo lunes la carpa frente a la Jefatura de Gobierno de la ciudad.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.