EL PAíS › LA VISITA DE CRISTINA KIRCHNER A CUBA Y LA SITUACIóN DE HILDA MOLINA

La estrategia silenciosa

La médica reiteró su pedido a la Presidenta para que interceda ante Cuba para que ella pueda viajar a la Argentina. El Gobierno trata el caso con cautela y busca avanzar en la relación bilateral.

“El objetivo principal del viaje es avanzar en la relación entre Cuba y Argentina. El tema de Hilda Molina va a estar presente, es inevitable, pero se buscan alternativas para tratarlo”, señaló un funcionario a Página/12. Como publicó este diario ayer, la situación de la médica que pidió visitar a sus nietos en la Argentina se está manejando con extrema cautela, no sólo para no generar malestar en el gobierno de Raúl Castro, sino además porque la experiencia indica que sólo así será posible que la gestión diplomática avance.

En la Cancillería trabajaban anoche en la definición de la agenda de la Presidenta en Cuba. La visita, que comenzará el domingo y se extenderá hasta el miércoles próximo, implicará el afianzamiento de las relaciones entre ambos países e incluiría un encuentro con Fidel Castro. En 2003, la asunción de Néstor Kirchner y su decisión de abstenerse en el veto a Cuba en la ONU –medida que ya había adoptado Eduardo Duhalde– marcó el inicio de una nueva amistad con la isla luego del “lamebotas” de Fidel Castro al gobierno de Fernando de la Rúa. Pero el vínculo se resintió después de que la diplomacia argentina intercediera por Molina. De hecho, fue por ese tema que Néstor Kirchner no visitó la isla. El año pasado, por gestiones del gobierno argentino, la madre de Molina, Hilda Morejón, viajó al país.

“Quiero conocer a mis nietos, volver a ver a mi hijo después de 15 años, a mi nuera, y a mi madre que está en la Argentina y el próximo lunes cumple 90 años”, dijo Molina ayer desde La Habana a un canal de televisión. Luego de que se supo que Cristina Kirchner viajaría a La Habana, la médica entregó una carta en la embajada argentina en Cuba dirigida a la Presidenta, pero personas de su confianza se comunicaron con ella para comentarle lo que dicen en el gobierno argentino: “Presionando por los medios no se consigue nada, hay que hacer otro tipo de tratativas”. Las declaraciones del hijo de Molina, Roberto Quiñones, fueron en esa dirección. Aseguró: “Tenemos fe en que la Presidenta, más allá de que el tema de mi madre no se trate en la agenda diplomática, va a buscar el momento más propicio y la forma más inteligente para tratar el caso, a lo mejor no con una solución inmediata”.

Al margen del tema Molina, la agenda de Cristina Kirchner incluirá cuestiones sobre tecnología, turismo, salud, educación y comercio (un grupo de empresarios será parte de la comitiva). Por el momento, no se prevén entrevistas con grupos de cubanos disidentes.

En el área de salud ya se acordó la firma de un convenio de transferencia tecnológica destinada a la fabricación en la Argentina de reactivos de diagnóstico para el monitoreo del HIV y el sida. “El hecho de transferir tecnología cubana a nuestro país para la elaboración nacional de estos insumos implicará cortar con la absoluta dependencia que tanto el sector privado como el estatal mantienen con las empresas extranjeras que actualmente los proveen”, señaló el titular de la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (Cadime), Guillermo Gómez Galizia. El hombre subrayó que la importancia del acuerdo también radica en que “el costo de los insumos bajaría un 300 por ciento si su producción fuera nacional, a lo que se agregaría un ahorro para el erario de más de dos millones de dólares anuales y se generarían nuevas fuentes de trabajo calificado y además implicaría agregar valor al capital científico argentino a través de los procesos de capacitación y de mejora en las líneas de producción aplicadas al diagnóstico clínico”.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner con el presidente venezolano Hugo Chávez y el cubano Raúl Castro.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.