EL PAíS › CRUCES POR LA CONFLUENCIA DE METALURGICOS Y RURALISTAS EN UN BLOQUEO DE RUTA EN VILLA CONSTITUCION

Una unión que terminó en polémica

La protesta de la UOM local en defensa de puestos de trabajo sumó a la Federación Agraria con críticas al Gobierno. La UOM nacional rechazó que participaran “intereses ajenos” y el ministro Tomada dijo que “quieren capitalizar oportunistamente” el conflicto.

 Por Miguel Jorquera

Sobre la autopista Buenos Aires-Rosario, la manifestación empezó como una defensa de los 1200 puestos de trabajo de la fábrica autopartista Paraná Metal y culminó en un gran acto con duras críticas al gobierno nacional y a la gobernación de Santa Fe. Durante las ocho horas que duró el corte de la ruta, a la altura de la localidad santafesina de Villa Constitución, confluyeron con la combativa Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) local –que organizó la protesta– desde gremios de la CTA y la CGT hasta productores agropecuarios de la Federación Agraria encabezados por Eduardo Buzzi y grupos piqueteros y de izquierda. La UOM nacional rechazó la inclusión de “intereses ajenos a los que legítimamente representamos”. En medio de las negociaciones para superar el conflicto laboral (ver aparte), el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, también advirtió: “Se han sumado sectores que quieren capitalizar oportunistamente un conflicto que no tiene nada que ver”.

Después del bloqueo de la ruta 9 y del acto que concentró a más de dos mil personas, el secretario general de la UOM de Villa Constitución, Alberto Piccinini, dijo a Página/12: “Hemos logrado abrir una nueva instancia de negociación en un conflicto que desde mediados de diciembre dejó en la calle a 1200 trabajadores de Paraná Metal y otros cientos de talleres que trabajan para la empresa”.

Junto a varios de sus colaboradores, Piccinini se trasladó ayer por la tarde hasta San Nicolás, para reunirse con el pope de la UOM local Naldo Brunelli. El ex secretario general de la CGT fue el encargado de transmitirle a Piccinini las preocupaciones de la UOM nacional, así como algunos detalles de la convocatoria de Tomada a continuar negociando hoy. Pero aun después del encuentro con Brunelli, Piccinini dijo a este diario que desconocía la dura crítica de la UOM nacional al contenido del acto realizado en Villa Constitución.

A través de un comunicado, la UOM destacó “la actitud de compromiso” del gobierno nacional frente al problema que afecta a 1200 trabajadores y subrayó “la preocupación y gestión” del Ministerio de Trabajo “otorgando subsidios desde hace meses a nuestros trabajadores”. Con esos argumentos rechazó la inclusión en el conflicto de “intereses ajenos a los que legítimamente representamos, que son la defensa de los derechos de nuestros trabajadores y la fuente de trabajo”. Fue una alusión directa a la participación de los ruralistas y de Buzzi en el corte y el acto de ayer. “La situación en Villa Constitución es muy particular, ajena a cualquier otro conflicto”, dijo también Tomada.

“Vamos a aceptar la ayuda de todos quienes colaboren con nuestra lucha. No vamos a rechazar a la FAA, son chacareros de la zona y a muchos de ellos, como a Buzzi, los conocemos desde hace 20 años. No se trata de una cuestión política, porque en ese sentido hay cosas en las que no coincidimos con la FAA”, se justificó Piccinini. “El corte de ruta es el último recurso. Hay que evitarlo por todo los medios posibles”, había dicho Buzzi en medio del bloqueo a la autopista, como mensaje a los productores que quieren volver a las rutas.

Arriba del escenario, un gran cartel llevaba la consigna de “obreros y chacareros en defensa de los puestos de trabajo y de la producción”. Abajo, otra pancarta de los productores rezaba “Moreno engañaste al campo, nos mataste, vas a hacer los mismo con los obreros”, en alusión a la participación de la Secretaría de Comercio en el conflicto.

Los trabajadores cesanteados habían decidido la movilización y el corte de ruta en una asamblea realizada el lunes. Allí también convocaron a otros sectores. Del acto participaron dirigentes de la CTA nacional, como Pablo Michelli (ATE), y de Santa Fe, representantes de los trabajadores de General Motors (Smata), químicos y maestros rosarinos, el dirigente piquetero Raúl Castells y militantes del PO. “La UOM de Villa Constitución es parte de la CTA –sostuvo Michelli en diálogo con este diario–, y como central obrera proponemos que en marzo se convoque a un paro nacional, movilizaciones y corte de ruta para evitar que la crisis se descargue sólo sobre los trabajadores.”

Compartir: 

Twitter
 

Buzzi (FAA) habló en el corte de la autopista Buenos Aires-Rosario. “Vamos a aceptar la ayuda de todos”, justificó Piccinini (UOM).
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.