SOCIEDAD › JOVENES MUSULMANES Y JUDIOS DIALOGARON SOBRE LA GUERRA

Un encuentro por la paz

 Por Mariana Carbajal

“No está bien que se haga la guerra. Un problema no se puede resolver con las armas”, opinó Andrés Spangenthal, de 14 años, de la comunidad judía Bet-El. Varios primos suyos viven en Israel, forman parte del ejército y por estos días –contó a Página/12– están combatiendo en la Franja de Gaza. “Por odio se están matando entre israelíes y palestinos. Se tendrían que juntar los chicos de los dos bandos: si mantienen esa amistad, de grandes no van a hacer lo mismo”, planteó Ziad Abuchnab, de 13, del Centro Islámico de la República Argentina (CIRA). Su papá nació en Gaza y una hermana de él vive allí, cerca de donde caen las bombas israelíes. Andrés y Ziad se conocieron ayer. Y participaron junto con otras chicas y chicos argentinos de distintas religiones de un encuentro ecuménico por la paz en Medio Oriente, convocado por el Ministerio de Educación y el Canal Encuentro. Al final, los adolescentes redactaron una declaración en la que hicieron un fuerte llamado al diálogo entre los pueblos de Israel y Palestina y a “eliminar la xenofobia y el resentimiento” entre ellos para poner fin al enfrentamiento armado. “Somos todos iguales ante Dios. No es una solución matarnos unos a otros”, dijo Zacarías Abuchnab, de 14 años, del Colegio Argentino-Arabe Omar Bin al Jattab, al leer parte de esa declaración.

La reunión fue por la mañana en el salón Vera Peñaloza del Ministerio de Educación. La encabezó el titular de la cartera, Juan Carlos Tedesco, y entre sus invitados estuvieron los líderes religiosos como el rabino Daniel Goldman, de la Comunidad Bet-El, y sheij Ibrahim Gabr, del CIRA. Uno de los organizadores del evento fue el director del Canal Encuentro, Ignacio Hernaiz. La idea fue que chicos y chicas de distintas comunidades religiosas pudieran reflexionar juntos sobre la situación por la que atraviesan los habitantes de la zona en conflicto. Primero vieron fragmentos del documental Promesas, una producción independiente de cineastas de diferentes nacionalidades –que está poniendo en el aire Encuentro y que hoy podrá verse también por Canal 7 a las 19 (ver aparte)–, que propicia un acercamiento entre jóvenes israelíes y palestinos, descubriendo las miradas que unos y otros tienen de la guerra, de sus motivos y de los supuestos enemigos. Con el documental como disparador, los adolescentes intercambiaron puntos de vista sobre las posibles soluciones a la guerra en Medio Oriente, que en veinte días provocó más de mil muertos y cerca de cinco mil heridos como consecuencia del feroz ataque de Israel en la Franja de Gaza. Del encuentro participaron chicos y chicas de la Comunidad Bet-El, del Centro Islámico de la República Argentina, del Colegio Argentino-Arabe y de la iglesia evangélica Visión de Futuro. Como síntesis, elaboraron una declaración que tres de ellos, Zacarías y dos chicas evangélicas, leyeron al cierre del acto.

Andrés Spangenthal, de 14 años, de la Comunidad Bet-El, piensa que el conflicto entre Israel y el grupo Hamas que gobierna la franja no podrá resolverse en el corto plazo. “Se tiene que cambiar la sociedad para no ver de mal modo al bando opuesto, hay mucho odio”, consideró.

–¿Qué mensaje les darías a los chicos palestinos? –le propuso este diario.

–Que tengan esperanzas de que en algún momento se va a solucionar, que no tengan tanto odio, porque si no, cuando ellos sean adultos, el conflicto va a seguir.

En la silla junto a la de Andrés se sentó Amira Seibaa, de 18 años, del CIRA. Amira tiene familiares en Siria. “Mi abuela cuando ve las imágenes de la guerra en la tele se la pasa llorando, de la tristeza, dice”, cuenta la muchacha. “Está muriendo mucha gente inocente y (el gobierno israelí) toma a un grupo como referente, Hamas, y termina atacando a todos”, opinó. También está convencida de que los muertos palestinos son muchos más que los que informan los medios.

–¿Pensás que tiene solución el conflicto entre los dos pueblos?

–¿Por qué no? Así como vimos en el documental que se juntaban chicos de las dos comunidades, y jugaban lo más bien como si fueran compañeros de clase, la solución se va a ver reflejada a partir de los chicos.

El acto finalizó con la lectura de la declaración escrita por los mismos chicos: “A las autoridades les pedimos que comprendan que somos iguales a los ojos de Dios, que dejen de lado el poder con sus diferencias, que busquen la paz y la sigan. También les pedimos que piensen en las consecuencias, los niños, jóvenes que son el futuro y la generación que sigue”, leyó Jessica Miszuczuk, de 16 años, de la iglesia evangélica Visión de Futuro. El cierre fue un sostenido aplauso por la paz.

Compartir: 

Twitter
 

Chicos de distintas religiones pidieron por la paz en Medio Oriente.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.