EL PAIS › EN LOS DISTRITOS MAS IMPORTANTES LA COALICION DE LA CC, LA UCR Y EL PS NO PUDO CONFORMARSE

Como un trípode con dos patas

Al cierre del plazo para inscribir alianzas electorales, el frente opositor del radicalismo, la Coalición Cívica y el socialismo llevará sólo a un par de sus integrantes en Capital, Córdoba y Mendoza. Las diferencias con Cobos.

 Por Sebastian Abrevaya

El frente entre la Coalición Cívica, el radicalismo y el socialismo se anunció el 25 de noviembre del año pasado y se concretará finalmente mañana, cuando venza el plazo para inscribir las alianzas en la justicia electoral. Pero a pesar de los deseos de sus presidentes (Elisa Carrió, Gerardo Morales y Rubén Giustiniani), el trío opositor quedó muy lejos de hacer realidad aquella voluntad de armar un gran espacio opositor en todo el país. Por el contrario, en los distritos más importantes el acuerdo involucra sólo a dos de las partes. Consenso Federal, el partido liderado por el vicepresidente Julio Cobos, se suma en algunas provincias, como Mendoza y Buenos Aires, pero compite en otras, como Corrientes.

Después de varias idas y vueltas, fuentes partidarias aseguraron que la alianza no tendrá un nombre de fantasía, sino que se inscribirá como frente CC-UCR y, en aquellos lugares donde se integre, se agregará la sigla PS. En los distritos donde ya existía el frente, se respetará la denominación previa. Ese es el caso del Frente Cívico en Córdoba y el Frente Progresista en Santa Fe. “Estamos trabajando en equipo a lo largo de todo el país y no tenemos ninguna candidatura de conveniencia ni ningún candidato testimonial”, sostuvo ayer Carrió. Lo cierto es que el carácter distrital de estas elecciones les jugó en contra a los líderes opositores, que buscaron mostrar el acuerdo como un entendimiento de partidos a nivel nacional. Y aunque las cúpulas finalmente coincidieron y se mostraron juntos en reiteradas oportunidades, la realidad local llevó a los acuerdos por otro camino.

En la ciudad de Buenos Aires, el socialismo porteño ratificó la semana pasada que irá solo y que llevará a Héctor Polino y Roy Cortina como candidatos a diputado nacional y legislador porteño, respectivamente. En tanto, la Coalición Cívica y la UCR conformarán el frente con Alfonso Prat Gay, Ricardo Gil Lavedra y Carrió en los tres primeros puestos para diputados nacionales. Ante el rechazo del vicepresidente a que su espacio comparta una boleta con Carrió, el cobismo se abstuvo de presentar candidatos propios en ese distrito, en resguardo del rol institucional de Cobos.

También hubo problemas en Córdoba, un importante bastión para la oposición no peronista. Allí, la decisión de la UCR fue no acompañar al favorito en las encuestas, Luis Juez, que tiene el respaldo expreso de Lilita. Después de un duro enfrentamiento interno, la conducción local del radicalismo, en manos de Mario Negri, tuvo que resignarse a la idea de que la histórica lista 3 irá sola y competirá con Juez, el PJ del gobernador Juan Schiaretti y el kirchnerismo.

En Mendoza, el acuerdo involucra a los cobistas y a los radicales pero no a la CC y al socialismo. Después de meses de negociación, el sector del vicepresidente y el de la UCR logró una lista de unidad para los cargos nacionales. Ernesto Sanz y Laura Montero son los candidatos a senadores y Ricardo Manzur, Mariana Juri y el peronista disidente Enrique Thomas completan los aspirantes a diputados.

En otros dos de los distritos más importantes, las cúpulas partidarias debieron intervenir para evitar la fractura. Es el caso de Buenos Aires y de Santa Fe. En primer término, el socialismo bonaerense fue intervenido el año pasado, ya que a la cabeza de la conducción provincial estaban los socialistas K Ariel Basteiro y Oscar González. Sin embargo, tras esta decisión, la estructura socialista en la provincia se quedó sin referentes de peso en el distrito y por ese motivo no colocó un candidato en los primeros lugares de la lista de diputados nacionales. Esos lugares quedaron para la CC y la UCR, que llevarán a Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín.

De todas formas, un sector interno del radicalismo no quedó conforme con el acuerdo y en la convención provincial realizada el sábado se guardó la posibilidad de presentar listas “colectoras” en las secciones en las que no queden satisfechos con la designación de espacios. Por su parte, el sector que responde a Cobos amagó hasta último momento con presentarse por afuera, enojados con el poco lugar que les otorgaban en la boleta.

Para evitar una situación similar, la semana pasada la conducción nacional de la UCR intervino el partido en Santa Fe, donde el presidente del comité provincial, Luis “Changui” Cáceres, rechaza la incorporación del partido en el Frente Progresista del gobernador Hermes Binner. En ese distrito, el radicalismo es parte del espacio a través de la vicegobernadora Griselda Tessio y de un importante grupo de intendentes.

En Corrientes, donde este año también se elige gobernador, la UCR orgánica y la CC respaldan a Ricardo Colombi, pero otro sector del radicalismo y el vicepresidente en persona manifestaron su apoyo al gobernador Arturo Colombi.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.