EL PAIS › OPINION

El porqué de la convocatoria

 Por Eduardo Sigal *

Un conjunto de partidos políticos y movimientos populares y sociales vamos hoy al Luna Park para realizar un encuentro masivo en apoyo a la gestión llevada adelante por el gobierno nacional. Lo hacemos para ratificar nuestro compromiso, nuestro sentido de pertenencia y nuestra decisión de trabajar para que continúe y se profundice este proceso político que se ha abierto en la Argentina con Néstor Kirchner en 2003 y continuado en la actual gestión de Cristina Fernández. Lo hacemos porque no nos vamos en los momentos difíciles y porque tenemos memoria. Memoria que nos indica que durante este proceso se logró que la jubilación sea un derecho social de todos los trabajadores y no un privilegio individual; que la seguridad social sea un principio de solidaridad intergeneracional y no una apuesta bancaria personal; que el Estado recupere los bienes desastrosamente administrados por empresas privadas; que se consolide una alianza estratégica con Brasil y los países de la región y no las relaciones carnales con Estados Unidos; que se derrote al ALCA; que se priorice la lucha histórica por la verdad y la justicia y no la conciliación, la impunidad y el olvido con el terrorismo de Estado; que millones de jubilados mejoran sus retribuciones y que otros tantos argentinos salieran de la pobreza y la miseria.

No pensamos que éstos sean momentos para encontrar las diferencias. Para ensañarnos con los errores. Para reavivar rencores y divisiones del pasado. Hoy está nuevamente en escena la vieja estrategia de la derecha, la de dividir al campo popular y de izquierda y la de agitar rencillas del pasado. La derecha quiere que el proyecto impulsado desde 2003 por el Gobierno no deje huellas, quiere el regreso a un bipartidismo donde ambos partidos rindan examen diario de lealtad. De lealtad a los grandes grupos económicos, a los grandes exportadores de soja, a los pools multimediáticos, a la libertad de mercado, a la policía del gatillo fácil, a los núcleos del Poder Judicial que protegen a los criminales del terrorismo de Estado, de lealtad a la cúpula antipopular del catolicismo, a los nostálgicos de la dictadura y al alineamiento incondicional con Estados Unidos. Lo ideal para esa derecha es que haya “progresistas” dispuestos a recitar ese libreto, dispuestos a mostrar arrepentimiento por haber apoyado a un gobierno “confrontativo” y “mal educado”, dispuestos a volver la vista a las alianzas con conservadores dialoguistas y de “consenso”.

No podemos resignarnos a que nos quieran llevar para atrás. Vamos al Luna Park para seguir sosteniendo este proyecto que revivió de las cenizas del fracaso y la claudicación del nefasto gobierno de De la Rúa. Convencidos de que es necesario seguir librando una batalla para construir un nuevo sujeto político de las transformaciones populares en la Argentina, para lograr definitivamente un país más justo, más inclusivo y más igualitario.

* Presidente del Frente Grande.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.