EL PAíS › EN CAMPAñA

La quiebra de GM unió a la izquierda

Algunos candidatos de izquierda coincidieron en aprovechar la quiebra de la General Motors para hacer campaña. “Mientras GM Argentina dijo que no está en crisis y envía plata a su casa matriz, Cristina Kirchner no sólo paga con subsidios estatales parte del sueldo de sus trabajadores, sino que le facilitará dinero de la Anses para supuestas nuevas inversiones”, dijo José Castillo, candidato a primer legislador por el Frente de Izquierda, integrado por el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Movimiento al Socialismo (MAS) e Izquierda Socialista (IU).

“Basta de subsidiar a patronales que hicieron fortuna. Hay que salvar a los trabajadores prohibiendo despidos y suspensiones y nacionalizando toda empresa que cierre o despida”, agregó el postulante de IU. Por su parte, Christian Castillo, del PTS, afirmó que “la quiebra de General Motors es la imagen de la bancarrota del sistema capitalista, que sólo se sostiene en base a generar millones de nuevos desocupados y a multimillonarios salvatajes que buscan mantener las ganancias empresarias”.

El otro componente del Frente, el MAS, también mencionó la quiebra del gigante automotor estadounidense como un síntoma de la crisis global. “Esta no es una crisis más, empezó en el corazón del imperialismo, en los Estados Unidos, y se contagió a los países más importantes del mundo, que hasta ayer eran el supuesto paraíso para vivir”, dijo Héctor Heberling, candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires. “Y resulta que en un abrir y cerrar de ojos estamos presenciando cómo en los mismísimos Estados Unidos está quebrando la poderosa General Motors o cómo se multiplican las familias que viven en carpas porque las echaron de sus casas por no poder pagar las hipotecas”, agregó Heberling, del Nuevo MAS.

Los también trotskistas del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST)-Nueva Izquierda estuvieron ayer frente a la sede de la empresa Techint, en Retiro, con idéntico discurso. “La crisis empeora, como lo muestra la quiebra de General Motors, y no podemos permitir que empresas como Siderar de Techint, que ha ganado fortunas, despida ni a un solo trabajador”, expresaron los candidatos Vilma Ripoll y Alejandro Bodart. “La salida no es subsidiarlas como hace el gobierno K con las automotrices, ni la doble indemnización que plantean Héctor Recalde y Claudio Lozano, sino prohibirles por ley que despidan o estatizarlas bajo el control de sus trabajadores”, agregaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.