EL PAíS › IDENTIFICARON A DESAPARECIDOS

Cuarenta y dos reencuentros

 Por Victoria Ginzberg

Las gotas de sangre de cinco mil familiares de desaparecidos y las muestras de 598 esqueletos recuperados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) viajaron a Estados Unidos. El laboratorio The Bode Technology analizó y cruzó los datos. Así, 42 cuerpos NN volvieron a tener nombre.

La identificación de 42 desaparecidos fue anunciada ayer por miembros del EAAF y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde. Se trata de los primeros resultados de la campaña “Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de De-saparecidos” (ILID) que comenzó el 5 de octubre de 2007, cuando el EAAF firmó un convenio con la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Salud para que se tomaran en hospitales y centros de salud de todo el país muestras de sangre de familiares de desaparecidos. En más de veinte años, el EAAF había juntado 2700 muestras y a partir de la ILID se sumaron otras tres mil.

El objetivo consistía en comparar ese material genético con los cuerpos enterrados como NN que el EAAF había rescatado de distintos cementerios durante los últimos 25 años. 150 pertenecían a exhumaciones mal hechas durante los primeros años de la democracia: restos que habían quedado mezclados por años en bolsas en la asesoría pericial de la Suprema Corte bonaerense. También había cuerpos que aparecieron en Colonia o en la costa argentina, algunos de los muertos en el ataque al cuartel de Monte Chingolo, en diciembre de 1975, que estaban enterrados en el cementerio de Avellaneda y esqueletos rescatados de una fosa común en ese mismo sitio.

La diferencia de la campaña ILID con el trabajo que hasta el momento estaba haciendo el Equipo de Antropología es que implicó un cruce masivo de información –similar a los que hace el Banco Nacional de Datos Genéticos con familiares de niños secuestrados durante la dictadura o nacidos en cautiverio– y no una labor artesanal de ubicar una posible identidad a través de datos históricos de la represión ilegal y la militancia. Así, cada cuerpo recuperado no será sólo la confirmación de una hipótesis acerca de lo que pasó con una persona durante la dictadura, sino que podrá ser también un punto de partida para una nueva investigación.

Según explicó ayer Patricia Bernardi, del EAAF, los 42 esqueletos identificados “fueron asociados de manera ine-quívoca con el perfil genético de una familia específica. A estos resultados se les incorporó la información antropológica, odontológica y arqueológica. Y todas esas familias fueron notificadas”.

De esos 42 casos, uno corresponde al Juzgado Federal de Santa Fe, dos a la Cámara Federal de La Plata y 39 a la Cámara Federal de Capital Federal. “La proporción encuentra explicación en el hecho de que con este último tribunal, tributario de los archivos de la Causa 13, se viene desarrollando una tarea de investigación histórica conjunta que lleva más de once años en el contexto del derecho a la verdad que asiste a los familiares y bajo la dirección del juez Horacio Cattani”, aclaró Bernardi. Los nombres de las personas identificadas no fueron informados porque se espera que los respectivos juzgados terminen con los trámites que permitan entregar los cuerpos a sus familiares.

“Estamos empeñados en desarrollar un segundo año de esta Iniciativa durante el cual se continuarán analizando y comparando nuevas muestras de hueso y de familiares”, señaló Bernardi en un llamado a los familiares que todavía no aportaron su sangre para comparar con los más de 500 restos que todavía permanecen como NN.

“Quiero destacar el trabajo científico y riguroso que hace el EAAF desde hace dos décadas. No solamente permite el reencuentro de los familiares con sus seres queridos sino que también da certeza judicial a lo que los organismos de derechos humanos sostienen desde hace años”, aseguró Duhalde e hizo referencia a los casos de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo y la monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, con los cuales se pudo obtener la primera evidencia científica de la existencia de los vuelos de la muerte porque el análisis antropológico forense determinó que la causa de la mayoría de las fracturas que tenían en sus huesos largos eran compatibles con “las que son habituales observar como producto de una caída de un cuerpo desde cierta altura y su impacto contra un elemento sólido”. Uno de los 42 cuerpos que fueron identificados ahora también fue víctima de uno de esos vuelos.

Junto a Duhalde estaban la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Sara Derotier de Cobacho, Ignacio Vélez, subsecretario de Políticas, Regulación y Fiscalización del Ministerio de la Nación, Estela Carlotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, y Cecilia Ayerdi y Maco Somigliana, además de Bernardi, del EAAF.

La ILID, que también se está llevando a cabo en Guatemala y Perú, recibió apoyo financiero del Congreso y del Departamento de Estado de Estados Unidos. Por eso también estaba el embajador saliente de ese país, Earl Anthony Wayne, quien felicitó al EAAF “por su impecable trabajo y su valiosa contribución a la búsqueda de la verdad”.

Las muestras de sangre y huesos se enviaron al laboratorio The Body Technology en Lorton, Estados Unidos, después de una licitación en la que participaron varios de los más reconocidos laboratorios a nivel internacional con experiencia en análisis forenses con fines identificatorios. El análisis se realizó con el monitoreo del equipo de Carlos Vullo, director de Lidmo, laboratorio con el que trabaja el EAAF en la Argentina desde 2003. Si bien la mayoría de las muestras de sangre fueron tomadas en el país, también se incluyó sangre de familiares de desaparecidos extraída en Chile, Bolivia, España, Inglaterra y Suecia.

“Para obtener información resulta indispensable contar con el mayor número posible de muestras de sangre de familiares de personas desaparecidas. Esperamos que esta información despeje las dudas de aquellos familiares que aún no han dado su muestra”, concluyó Bernardi.

Compartir: 

Twitter
 

Los miembros del EAAF y los funcionarios en la conferencia de prensa en que se informó la identificación de los 42 desaparecidos.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.