EL PAíS › D’ELíA FINALMENTE LEVANTó LA MOVILIZACIóN PARA EL DOMINGO

Con la plaza a otra parte

Junto al diputado Kunkel, el dirigente de la Federación Tierra y Vivienda había convocado a una movilización el domingo a la noche, anticipando un resultado favorable en la provincia. Pero la idea no cayó bien en Olivos.

 Por Martín Piqué

La idea había salido a la luz pública a través de los dirigentes oficialistas Luis D’Elía y Carlos Kunkel. La convocatoria consistía en movilizarse el domingo 28 de junio a la Plaza de Mayo con el objetivo de festejar un probable triunfo en la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, con el paso de las horas, la propuesta de esperar los resultados frente a la Casa Rosada terminó generando diferencias en el propio oficialismo. Ayer, el diputado provincial Fernando “Chino” Navarro, candidato a reelegir su banca por la tercera sección electoral, exhortó a dejar de lado la iniciativa. “Lo que sería legítimo y común en un escenario normal, que es ir a la Plaza de Mayo, hoy puede ser una trampa que involuntariamente termine beneficiando a la derecha y los grupos económicos, que lo único que buscan es deslegitimar al Gobierno”, advirtió Navarro en diálogo con Página/12. La advertencia pareció surtir efecto: horas después, el propio D’Elía anunciaba a través de un comunicado que la convocatoria a la Plaza había sido cancelada de manera definitiva.

Como la idea había sido revelada inicialmente a través de D’Elía, el comunicado que luego firmó el fundador de la Federación de Tierra y Vivienda no dejó ninguna duda. La vigilia pensada para las 19 en Plaza de Mayo había sido vetada por altas fuentes del oficialismo: probablemente el propio Néstor Kirchner. “No vamos a llevar adelante ninguna acción ni movilización que signifique darle pasto a lo peor de la derecha reaccionaria argentina que no quiere discutir el modelo, sino una mera discusión de las formas”, aseguró D’Elía en el comunicado de prensa.

Los mismos argumentos fueron esgrimidos por Navarro ante Página/12 para argumentar por qué no convenía concentrarse el 28 de junio. “Está consolidada la idea de que Kirchner-Scioli ganan la elección del domingo en la provincia de Buenos Aires. Por eso, la derecha y los grupos económicos están desarrollando acciones para deslegitimar ese probable triunfo con convocatorias a manifestaciones y cacerolazos”, argumentó. Navarro es dirigente del Movimiento Evita y tiene trato directo con Kirchner: el jueves último lo acompañó en una caminata por el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora.

La idea de convocar a una concentración en la Plaza de Mayo había despertado cuestionamientos en la oposición. La diputada Patricia Bullrich y el senador Samuel Cabanchik, ambos de la Coalición Cívica, habían acusado en duros términos al oficialismo por organizar un acto el domingo 28. “Es una nueva provocación y una gran irresponsabilidad que puede ser generadora de violencia, producto del autoritarismo oficial, que no sólo se apropia de un lugar público, sino que quiere imponer sus ideas y no aceptar que otros piensen diferente”, lanzó Bullrich. “Es una iniciativa provocativa, irresponsable y peligrosamente lindante con un clima de guerra civil”, había dicho Cabanchik.

Compartir: 

Twitter
 

Luis D’Elía “desconvocó” la movilización que había lanzado para la noche de las elecciones.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.