EL PAíS › RUBéN GIUSTINIANI, CANDIDATO A LA REELECCIóN COMO SENADOR SOCIALISTA DE SANTA FE

“Reutemann fue un privatizador”

 Por Miguel Jorquera

El socialismo santafesino se juega en la reñida elección provincial no sólo la representación legislativa mayoritaria del tercer distrito más numeroso del país, sino el respaldo a la gestión de Hermes Bi-nner y la posibilidad de que el gobernador se afirme como uno de los presidenciables para 2011. Después de arrancar muy atrás en las encuestas, el senador socialista Rubén Giustiniani, que va por su reelección, considera que pueden vencer a Carlos Reutemann y enarbola la administración de Binner como principal estandarte de campaña, “en contraste con dos décadas y media de gobiernos justicialistas”. Giustiniani asocia al ex piloto de Fórmula 1 con las privatizaciones de los ’90 y sostiene a rajatabla la alianza electoral que el PS forjó con la UCR y la Coalición Cívica.

–¿Hubiera podido descontar la diferencia con que arrancó Reutemann en las encuestas si Bi-nner no se metía de lleno en la campaña?

–Hay dos ejes claros que los santafesinos fueron entendiendo a medida que fuimos desarrollando la campaña. Primero, que se votan 9 diputados y 3 senadores nacionales para cambiar la actual composición del Congreso. La otra es que llevamos 17 meses de gestión y logramos bajar la mortalidad infantil, ya inauguramos un hospital en la ciudad de San Cristóbal y se construyen cinco más; empezaron las clases en tiempo y forma porque existe paritaria entre docentes y el Estado provincial y la educación es una prioridad. Todo esto es un gran contraste con 25 años de gobierno justicialista. Está claro que la consolidación del gobierno progresista que encabeza Binner es importante en la definición del voto al PS.

–También un triunfo del PS convierte a Binner en presidenciable.

–Todos los analistas políticos ubican a Binner entre los presidenciables, eso nos da una enorme responsabilidad. De todas maneras nuestra tarea fundamental es gobernar bien Santa Fe estos cuatro años, que será la mejor carta de presentación para cualquier aspiración mayor. Pero las candidaturas se analizarán posteriormente y en esta elección queremos poner en la agenda los temas que no están resueltos.

–¿Cuáles?

–Primero el tema del empleo, la crisis está golpeando duramente y hay miles de personas que empiezan a ver el fantasma del desempleo y en Santa Fe está en su mayor crudeza. El tema del consumo, por eso proponemos eliminar el IVA a los productos de la canasta básica de alimentos, una medida fundamental para sacar la presión sobre los precios que constantemente deteriora el poder adquisitivo de los salarios. Estos son temas pendientes en la Argentina y que están en juego en estas elecciones. –Pero esta primaria presidencial partió de los candidatos, incluso desde sus propios aliados.

–No hay que poner el carro delante del caballo. El 29 empieza una tarea de búsqueda programática y coincidencias para amar una fuerza de claro rasgo de centroizquierda que intente ser gobierno en 2011.

–Un frente programático de claro rasgo de centroizquierda, como usted propone, ¿incluye a Cobos, Carrió y Prat Gay?

–Incluye a las tres fuerzas que hoy están haciendo un trabajo conjunto en el Parlamento, que son el radicalismo, la Coalición Cívica y el Partido Socialista y también deberá incluir a otras fuerzas políticas y sociales.

–Pero no todo el PS se encolumnó con esa alianza electoral y usted es el presidente del partido. ¿Cómo lo resolverá ahora?

–En muchos distritos no hemos podido llegar a articulaciones, pero eso de ninguna manera es un impedimento para poder empezar a trabajar a partir del 29 en la estructuración de una fuerza política distinta. El PS tiene un marco de alianzas dentro de un programa de diez puntos de carácter progresista y en las distintas provincias se articuló de acuerdo con los componentes locales dentro de lo que fue posible. El partido está en el mejor momento de toda su historia, y es uno de los pocos que funciona como tal.

–Reutemann comparó las críticas del PS con la campaña nazi de Goebbels...

–Reutemann se ha descalificado a sí mismo con ese exabrupto, ofendió a la sociedad argentina en general y a la comunidad judía en particular. Se molesta cuando le recordamos su pasado, donde privatizaron, en esos 25 años de gobierno justicialista, Aguas provinciales, el Banco de Santa Fe, intentaron privatizar la empresa provincial de energía, hubo dos inundaciones en la ciudad de Santa Fe que podían haberse evitado, hubo represión, justicia para parientes y amigos, la salud y la educación no estuvieron en su agenda de gobierno. En vez de debatir y defender su gobierno, descalifica a quienes le recuerdan sus responsabilidades.

–La senadora Roxana Latorre dijo que el socialismo y Agustín Rossi están haciendo una campaña en contra de Reutemann para favorecer a Kirchner.

–Fue público el congreso del PJ donde Rossi y Reutemann se pusieron de acuerdo para ir en dos listas. Son dos expresiones políticas de un mismo partido que resuelven presentarse por separado, y lo decidió el propio reutemismo. Pasa que están preocupados porque las encuestas le dan mal y ahora sobreactúa sus diferencias con el gobierno nacional cuando en noviembre estuvo sentado con Kirchner.

–Según las encuestas, el PS es fuerte en Rosario y Santa Fe y el PJ en los sectores rurales. ¿Qué los diferencia de Reutemann en las propuestas para el sector agropecuario?

–Todo. Nuestra propuesta es diferenciar al pequeño productor de lo que es el pool de siembra, y ése precisamente no es el planteo de Reutemann. Para nosotros el sector dinámico productivo es el pequeño y mediano productor.

–¿Siguen sosteniendo la propuesta de retenciones cero?

–Siempre planteamos retenciones segmentadas, existe un proyecto de ley en ese sentido presentado por el bloque del socialismo.

–Sin embargo, Binner planteó retenciones cero, ¿lo repensaron, qué pasó?

–Binner planteó eso en la coyuntura en la superposición de tres crisis: la económica internacional, la de la sequía y la crisis con el sector agropecuario que produjo en Santa Fe un freno de la economía muy fuerte. Se necesita entonces un shock de confianza con una medida transitoria como la suspensión por 180 días de las retenciones, que no es contradictorio con que las retenciones deben ser segmentadas.

–Todos coinciden en que los derechos de exportación son uno de los ingresos más importantes para financiar al Estado. ¿Qué hubiese pasado en esos 180 días si no ingresaban esas divisas a las arcas públicas?

–Hemos presentado también proyectos que tienen estado parlamentario para gravar la renta financiera, para gravar el juego y tratar de llegar a un consenso entre los sectores progresistas para reformar el código de minería y gravar la renta minera. Esto, junto con subir Ganancias y bajar el IVA, es lo pendiente de una reforma tributaria integral en la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.