EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER VOLó ANOCHE RUMBO A WASHINGTON Y MAñANA ACOMPAñARá A HONDURAS AL PRESIDENTE DESTITUIDO

Viaje con destino final en Tegucigalpa

La Presidenta participará hoy de la Asamblea de la OEA en donde se discutirá la situación de Honduras. Mañana integrará la comitiva internacional que acompañará en su vuelta a Manuel Zelaya.

La presidenta Cristina Kirchner partió anoche rumbo a Washington donde hoy participará de la Asamblea de la OEA que abordará la situación generada en Honduras por el golpe de Estado. La intención de la Presidenta es integrar mañana la comitiva internacional que acompañará al destituido Manuel Zelaya en su retorno a Tegucigalpa. El operativo, anoche, todavía mantenía varios puntos oscuros porque no había seguridad acerca de cómo serían recibidos cuando pongan un pie en Honduras.

La Presidenta aterrizará en Washington a las 10. La convocatoria de la reunión en la OEA se postergó hasta las 13 para hacer tiempo a que el secretario general del organismo, José Miguel Insulza, vuelva desde Honduras, donde pasó las últimas horas tratando de hablar con los representantes de la “sociedad civil” de ese país para advertirles sobre las graves consecuencias que traería aparejado seguir negándole sus derechos a Zelaya, el presidente legítimamente electo.

Insulza realizará ante la Asamblea, que presidirá el canciller argentino Jorge Taiana, un informe detallado de la situación. Además de Cristina Kirchner estarán también allí el ecuatoriano Rafael Correa y el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D’Escoto. Los cuatro formarán parte de la comitiva armada por Zelaya para el operativo retorno.

Desde el primer momento, el gobierno argentino mostró un marcado interés en la situación que se vivía en Honduras. Durante el fin de semana pasado, y en medio del bullicio electoral, la Presidenta mantuvo varias conversaciones telefónicas en ronda de consultas y cuando Zelaya le propuso acompañarlo en su vuelta, enseguida le respondió afirmativamente. Luego, Taiana adoptó también un rol activo en la OEA, donde fue electo para presidir las reuniones donde se deliberaría sobre el tema.

Además, Argentina adelantó que no enviará al embajador ya designado como representante del país en Tegucigalpa hasta tanto se mantenga el gobierno golpista. En la sede de la embajada, en tanto, les concedieron asilo político a dos funcionarios de Zelaya. El Ministerio de Defensa que encabeza Nilda Garré anunció la suspensión de la cooperación militar que existe entre ambos países. Todas señales en el mismo sentido.

Con respecto al viaje, pese a la predisposición de la Presidenta, no viene resultando sencillo armar la logística. En un principio se iba a realizar a mediados de semana pero la OEA resolvió entonces otorgarles a los golpistas hondureños 72 horas con el fin de abrir algún canal que garantice la operación. Insulza resolvió viajar personalmente a Honduras para expresar el ultimátum del organismo que conduce. Si Honduras es expulsada de la OEA, les explicó, por ejemplo dejará de tener acceso a los créditos de los organismos financieros internacionales, también dejará de recibir el indispensable petróleo desde Venezuela.

Sin embargo, la fuerte presión internacional hasta ahora no dio muestras de efectividad en el caso de Honduras. El gobierno de facto de Roberto Micheletti continuó endureciendo su postura y, al menos en lo público, no ofreció indicios de cambios.

Por eso la Presidenta iniciaba su viaje anoche pero en la Cancillería no se animaban a pronosticar cómo podía terminar. Dependía del informe de Insulza que la comisión internacional finalmente parta de Washington hacia Centroamérica. También estaba la duda acerca de si podría aterrizar directamente en el aeropuerto de Tegucigalpa o si por razones de seguridad irían hasta Nicaragua y desde ahí intentar otra forma de traslado.

Aún estaba pendiente la amenaza del gobierno de facto hondureño, ratificada por el fiscal general de ese país, de que detendrían a Zelaya apenas llegara a Honduras para que respondiera sobre las acusaciones que pesan en su contra.

“El plan de vuelo lo tiene Insulza”, respondían en el gobierno argentino. No obstante esa incertidumbre, la Presidenta no dudó anoche en subirse al avión para iniciar el periplo con destino final incierto. De la comitiva, se informó, formará parte el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Aníbal Fernández.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner compartió ayer actividades con el flamante ministro de Salud y por la noche viajó rumbo a Washington.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.