EL PAíS › FERNANDO DE LA RúA DECLARó POR LA REPRESIóN DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE

La culpa es de todos menos mía

Dijo que la orden de desalojar la plaza fue de Servini. Y que hubo un “golpe” de Ruckauf. Autocrítica por el helicóptero.

El ex presidente Fernando de la Rúa negó ante la Justicia su responsabilidad en la represión que dejó cinco muertos y más de 200 heridos en las inmediaciones de Plaza de Mayo durante las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 y atribuyó los episodios a “un golpe institucional del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, para llevar a (Eduardo) Duhalde a la presidencia”. Además, el ex mandatario aseguró que “no estaba de acuerdo” con declarar el estado de sitio y que “no quería” irse de la Casa Rosada en helicóptero luego de decidir su renuncia.

“No hubo ningún plan represivo del gobierno ni di la orden de reprimir”, aseguró De la Rúa a la prensa luego de ser indagado por el juez federal Claudio Bonadío. El ex jefe de Estado, asistido por sus defensores Zenón Ceballos y Miguel Angel Almeyra, acudió a los Tribunales de Comodoro Py para ampliar su declaración indagatoria en la causa que investiga a funcionarios del Poder Ejecutivo por el accionar de la policía durante los últimos días de su gobierno.

En esta causa penal, De la Rúa había sido procesado y luego sobreseído por Bonadío, pero la Cámara Federal revocó ambas decisiones y le ordenó al juez que continuara investigando el rol del ex presidente. Además, por la misma causa se encuentran procesados y a la espera de un juicio oral el ex secretario de Seguridad Interior Enrique Mathov, el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos y varios ex jefes policiales, responsables de la represión en el centro porteño durante la que fueron asesinados, tras recibir disparos de escopetas y de pistolas de alto calibre, Gustavo Benedetto, Carlos Almirón, Diego Lamagna, Gastón Riva y Alberto Márquez y recibieron heridas de diverso grado de gravedad más de 200 personas. Durante esas jornadas también hubo muertos y heridos por las fuerzas de seguridad en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.

“Quien ordenó el desalojo de la Plaza de Mayo fue la jueza Servini de Cubría, creyendo que era lo más conveniente”, precisó De la Rúa. También negó que hubiese habido una reunión en la quinta de Olivos la mañana del 20 de diciembre para configurar el operativo de seguridad alrededor de la Casa Rosada, tal como figura en elementos del sumario. En su indagatoria, el último presidente radical aseguró que “la única” entrevista que mantuvo ese día en la residencia presidencial fue con su jefe de Gabinete, Christian Colombo, luego de la cual se trasladó en helicóptero a la Casa de Gobierno.

El ex presidente aseveró que desconocía que hubiera “desbordes peligrosos o excesos policiales” y que, aunque no quería decretar el estado de sitio, terminó haciéndolo ante la insistencia de Colombo y el entonces ministro del Interior Ramón Mestre, a pedido de gobernadores, “principalmente Ruckauf”. También declaró ante el juez que el senador radical Carlos Maestro le trasmitió “la opinión del sector partidario en el sentido de renunciar”, “así que de elaborar el llamado a la unidad nacional pasé a confeccionar la renuncia y luego enviarla al Congreso”, relató. “Luego avisé que me retiraría a Olivos –agregó el ex mandatario– por la vía habitual de salir en auto hacia el helipuerto, pero el jefe de la Casa Militar, que era nuevo, dijo que por las suyas había dispuesto el helicóptero” en la Rosada. De la Rúa sostiene que primero rechazó esa posibilidad, pero ante la insistencia de su entorno accedió. “Lo que, está visto, fue un error”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente, cuando se retiraba de los tribunales de Comodoro Py.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.