EL PAíS

Desmemorias

 Por Horacio Verbitsky

Jorge Lanata negó que en febrero de 2003 José Luis Manzano le hubiera impuesto el cese de mi participación en el programa que él conducía. Sostuvo que la decisión la tomaron él y el productor Claudio Martínez, porque yo era un señor mayor, aburrido, que leía en cámara (con el cual 45 días antes había firmado un precontrato para continuar el programa en 2003). Agregó que fue pura mala suerte que una semana después de tomada la decisión Manzano dijera a Noticias que yo no seguiría en su canal América. Y Lanata no se animó a avisármelo por temor a mi ego. Otra desgracia que tuvo fue la inmediata declaración de Claudio Martínez: él dejó de trabajar con Lanata en febrero de 2002, un año antes. “Es decir, no participé de esa decisión”, dice. Hombre de mala suerte y de peor memoria, el joven Lanata vive en una realidad propia, de geometría variable según el interlocutor.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.