EL PAíS › EL CONFLICTO DE CAMIONEROS CON LAS DISTRIBUIDORAS DE DIARIOS

Llamado a las partes

El Ministerio de Trabajo llamó al Sindicato de Camioneros y los distribuidores de diarios a una audiencia el lunes como parte de la conciliación obligatoria por diez días que dictó en el marco del conflicto que los enfrenta. La medida fue adoptada en la medianoche del viernes, mientras unos 300 afiliados al gremio que conduce Pablo Moyano realizaban un bloqueo a las plantas de Barracas que demoró el reparto de las publicaciones de Clarín y La Nación. Tras el dictado de la conciliación, a la una de la mañana, los camioneros se retiraron del lugar.

El sindicato de Camioneros busca que conductores y auxiliares de las cooperativas de distribución sean enrolados en el convenio colectivo del gremio. Esta semana hizo bloqueos durante tres días consecutivos en las plantas desde las que salen los vehículos que distribuyen las publicaciones.

La protesta fue repudiada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa). En un comunicado de prensa anterior al dictado de la conciliación obligatoria, calificó los bloqueos como “el más grave ataque a la circulación de diarios desde el retorno de la democracia, ya que directamente se busca, mediante un plan claramente orquestado, que la información no pueda llegar a los lectores”.

También hubo repercusiones políticas. Mauricio Macri y Francisco de Narváez sacaron carnet de defensores de la libertad de expresión y advirtieron que el país nunca estuvo peor. El jefe de Gobierno porteño sostuvo que la Argentina “está atravesando momentos de incertidumbre en los que parece prevalecer la ley del más fuerte, donde en lugar de diálogo existe la confrontación constante. Por su parte, De Narváez advirtió que “ni la dictadura militar, que llegó a ejercer un poder omnímodo, se atrevió a bloquear la distribución de diarios y revistas”, como lo hicieron los camioneros. “Tengamos cuidado porque estas bravuconadas pueden hacer tambalear la democracia”, advirtió el empresario y diputado de Unión-PRO.

Por su parte, el presidente de la UCR, Gerardo Morales, anticipó que en la próxima sesión en la Cámara de Senadores pedirán informes al Poder Ejecutivo por el “ataque a la distribución de diarios”. “Debemos saber cómo la Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior garantizan la libre distribución de los medios gráficos”, reclamó Morales, quien sostuvo que “el Gobierno no sólo no debería estimular estas acciones violentas, sino que debe proteger la libertad de expresión”.

“El Estado debe proteger los derechos constitucionales y las libertades de todos los ciudadanos. Permitir que por tercera vez en la semana el gremio de camioneros bloquee la salida de los diarios es de una gravedad alarmante”, advirtió la diputada radical Silvana Giudici, titular de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja.

Clarín y La Nación denunciaron en sus ediciones digitales que por la mañana, ya dictada la conciliación obligatoria, ocurrieron nuevos hechos en contra de la venta de esos matutinos. La distribución de diarios tenía ayer un diagrama especial porque, por el Día del Canillita, los kioscos de revistas no trabajaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.