EL PAíS › EL PJ DECIDE EL MARTES SI ACEPTA O RECHAZA LA RENUNCIA DE KIRCHNER

Con la expectativa del regreso

 Por Martín Piqué

Néstor Kirchner leyó las tapas de los diarios del sábado y no pudo disimular un gesto de preocupación. En cada una de las llamadas telefónicas que realizó a lo largo del día se le notó esa inquietud. Kirchner transmitió a sus allegados que estaba preocupado por la ola de violencia que, realmente existente o promovida como sensación desde los medios, viene monopolizando la agenda periodística. Kirchner cree que la sumatoria de protestas muy agresivas en la calle y conflictos laborales que parecen desmadrarse no son producto de la casualidad. Según su lectura, que viene afirmando a gente de su confianza, ese escenario es fogoneado por sus rivales dentro del peronismo: sobre todo por Eduardo Duhalde. “Un escenario convulsionado es el único que permitiría un retorno de Duhalde a los primeros planos”, dijo a Página/12 un dirigente del oficialismo que esta semana conversó varias veces con Kirchner. La preocupación por la sensación de caos e ingobernabilidad explica también el operativo clamor para la vuelta del santacruceño a la cúpula del PJ. Este martes se reunirá en La Plata la mesa ejecutiva del consejo nacional del partido en la residencia del gobernador Daniel Scioli. El tema del encuentro será justamente qué rol debe desempeñar Kirchner.

Una posibilidad que se viene evaluando con mucho cuidado –Página/12 lo anticipó hace justamente una semana– es que el consejo nacional del justicialismo rechace la renuncia que presentó Kirchner un día después de la derrota del 28 de junio. Aquel lunes 29, Kirchner anunció su renuncia a la presidencia del PJ en una expeditiva conferencia de prensa en la que lo acompañaron en silencio Scioli y Alberto Balestrini. Ese anuncio dejó a Scioli, quien ostentaba el cargo de vice del partido, en la conducción del justicialismo. El próximo martes, Scioli recibirá a los miembros de la mesa ejecutiva del consejo nacional del PJ en la coqueta casa que le corresponde –la asigna la provincia– como gobernador. Uno de los encargados de convocar a la reunión fue el titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM) e intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. En los últimos días, Pereyra llamó a los integrantes de la mesa para avisarles de la reunión del martes.

En la convocatoria deberá resolverse si finalmente se le acepta la renuncia a Kirchner. Las opiniones están divididas. Hay un grupo mayoritario que está dispuesto a rechazarle la dimisión: entre ellos, se cuentan el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, quien convocó a sus hombres a impulsar el retorno de Kirchner al PJ; también varios intendentes del conurbano, que suponen que el santacruceño es el único dirigente conocido del peronismo que está en condiciones de garantizar la continuidad del modelo iniciado en 2003. Quienes están en contra de facilitar el regreso de Kirchner a la conducción del PJ sostienen que su eventual reincorporación como presidente del partido podría ser leída como “una señal de debilidad” que terminaría favoreciendo a Duhalde. Sin embargo, también hay dirigentes del PJ que consideran que la puja por la conducción del PJ es una cuestión menor, muy alejada de las preocupaciones actuales de la población. “A la gente esto no le interesa nada”, aseguró a Página/12 un hombre de contacto cotidiano con el ex mandatario.

Kirchner sabe que los intereses de la población no tienen nada que ver con la agenda partidaria del peronismo. Por eso está atento a la escalada de conflictividad; a la compleja implementación de la asignación universal por hijo; a la pelea por el encuadramiento de los trabajadores de los subtes que esconde una puja entre la CTA y la CGT por el modelo sindical; a la protesta de las organizaciones sociales no kirchneristas por supuesta discriminación en el plan de cooperativas Ingreso Social más Trabajo. Kirchner también sigue con atención algunos hechos puntuales. Por ejemplo, le sorprendió para mal –lo consideró sospechoso– el incidente que padeció un grupo de militantes y desocupados alineados en el Frente Darío Santillán en la madrugada del martes. Tras recibir una denuncia de robo, la Policía Federal detuvo a tres manifestantes, entre ellos el dirigente de la organización Pablo Solana. Solana fue golpeado y varios días después fue internado.

En la agenda de prioridades del ex presidente hay un espacio importante para el seguimiento de cómo quedarán conformados los bloques legislativos a partir del 10 de diciembre. Kirchner también sigue con particular interés lo que pueda ocurrir en la Legislatura bonaerense, donde el oficialismo perdió bastantes bancas. Habrá que ver si su eventual regreso al PJ complica o no las relaciones con los otros bloques –sobre todo con la UCR–, que serán imprescindibles para que Scioli y Balestrini puedan sancionar varias leyes clave de los próximos dos años.

Compartir: 

Twitter
 

Néstor Kirchner decide si retoma la presidencia del PJ.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.