EL PAíS

“No se entretengan con la suciedad, construyan”

Definitivamente lanzada en su proyecto presidencial, Elisa Carrió bajó línea en un encuentro de pequeños y medianos empresarios que apoyan al ARI. Destacó que su partido no es “anti-empresario” y presentó ante la audiencia a su referente económico, Rubén Lo Vuolo, ante aplausos.

 Por José Natanson

Definitivamente alejada de los coqueteos con Luis Zamora, Elisa Carrió dio ayer una muestra clara de su decisión de seguir adelante con su proyecto presidencial. “No se entretegan con la suciedad que se ve todos los días en las política. Concéntrense en construir una propuesta para cuando seamos gobierno”, recomendó la líder del ARI al cierre de un encuentro de pequeños y medianos empresarios de su partido. Allí, la diputada aprovechó para volver a presentar en sociedad a su jefe de asesores económicos, un Rubén Lo Vuolo más canchero que antes, y al que los militantes del ARI aplaudieron como si se tratara de la reencarnación de John Maynard Keynes.
Cuando, hace exactamente un mes, la chaqueña presentó su programa de gobierno en un acto en el teatro Coliseo, había decidido imprimirle un giro a su estrategia: ya no se reunía con Zamora ni anunciaba la suspensión de su campaña, ni amagaba con el abstencionismo. Convencida de que todo eso fue un error, Carrió lanzó su candidatura, presentó su programa y retomó las giras por el interior con el objetivo de salir del bajón que marcaban los sondeos. Hubo, también, un giro en el discurso, que se desprendió de las clásicas metáforas (la matriz, el nacimiento, el parto) y adquirió un contenido más programático y un tono mucho más moderado.
Luego de la presentación del programa, el ARI decidió dedicar una semana a discutir las propuestas para cada área de gobierno. La última giró en torno de la problemática de las pymes y tuvo su cierre ayer, con el acto en el Paseo La Plaza que cerró Carrió.
“Pasamos de tener una burguesía nacional estadocéntrica a no tener nada. Esta es la oportunidad de generar un modelo alternativo. Pero el nuevo acuerdo tiene que hacerse con actores económicos, sociales y sindicales nuevos, como las pymes y la CTA”, explicó Carrió.
Y detalló los planes para las pequeñas y medianas empresas. “No estamos planteando una propuesta demagógica: las pymes no tienen que vivir del Estado, tienen que exigirle políticas claras para innovar y exportar. Vamos a poner todos nuestros recursos: el INTI, el INTA, las universidades, la banca pública, al servicio de las pymes. Es una definición que exige una militancia política y social”, señaló.
Antes de concluir, Carrió subrayó que el ARI es “el único partido que tiene documentos para discutir planes”. Y finalizó su discurso con una crítica al Gobierno. “Es una escándalo que en este país sólo se acuerden de que hay problemas en el norte para hacer un operativo rescate. Cuando ganemos, el único aumento de penas que vamos a proponer va a ser para los delitos contra la administración pública.”
Antes de Carrió, y luego de una intervención de la diputada Graciela Ocaña, Lo Vuolo se había encargado de exponer las conclusiones del encuentro. Lució mucho más distendido que antes: un año atrás, cuando la chaqueña lo presentó como su asesor estrella, el economista se mostraba un tanto incómodo en las intervenciones públicas y era definitivamente torpe en los reportajes. Pero Lo Vuolo aprendió, y ayer se lo vio seguro a la hora de pronunciar su discurso.
“Hay muchos que creen que el nuestro es un movimiento anti-empresario, pero no es así. Lo que pasa es que tenemos ideas diferentes de qué es un empresario”, arrancó. Y planteó la necesidad de poner en marcha un modelo más integrado. “La pobreza no es problema de programas sociales, no se resuelve con ambulancias que salgan a recoger heridos. Es un problema distributivo, así como la desocupación, además de un drama, es un problema económico: no hay nada más improductivo que un desocupado”, explicó.
En sintonía con el perfil moderado y programático que su jefa quiere para el ARI, Lo Vuolo sostuvo que los programas para las pymes (ver recuadro) “no son parte de un modelo idealizado sino propuestas factibles”. “Hay que entender que no se puede hacer un plan detallado porque hay sectores con un enorme poder de veto. Lo importante es definiruna dirección clara y tener en cuenta que es una estrategia gradual. No queremos un salto al vacío”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Carrió hizo un discurso a medida de la audiencia empresaria.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.