EL PAíS

Sin amores, pero con algunas cosas claras

Ningún candidato entusiasma, pero Carrió es la mejor vista respecto a corrupción y distribución de la riqueza. Kirchner va bien y agrega seguridad. Menem sólo gana opinión por sus contactos con Estados Unidos.

 Por Raúl Kollmann

En todos los rubros que tienen que ver con la transparencia, la lucha contra la corrupción y la distribución de la riqueza, Elisa Carrió es la candidata mejor evaluada por los argentinos. Néstor Kirchner se ubica bien en esos terrenos y también cuando se habla de seguridad y unidad nacional. Carlos Menem está bien conceptuado únicamente en sus apoyos en el exterior y Ricardo López Murphy despunta cuando se trata de la administración del gasto público. El gran interrogante es qué tipo de características privilegiará el votante en abril y mayo próximos: en el ‘95 a la gente le importó más continuar con la estabilidad y le dio el voto a Menem. En el ‘99 le dio relevancia a la transparencia y se orientó a De la Rúa.
Los datos surgen de una encuesta realizada por la consultora Catterberg y Asociados, que entrevistó a 600 personas en Capital Federal, Gran Buenos Aires, Gran Córdoba, Rosario, Gran Mendoza y Gran Tucumán. En el trabajo se mantuvieron las proporciones por edad, sexo y nivel económico social.
Hay algunos rubros en que la desconfianza es notoria: por ejemplo, en lo que hace a seguridad, unidad nacional o gasto público, casi la mitad de los consultados dice que ningún candidato puede ser bien evaluado, o sea que la gente no los ve capaces de abordar con éxito esos problemas. El trabajo de Catterberg también evidencia que no hay postulante que enamore al electorado: al que lo consideran bien para uno de los problemas, lo evalúan mal para otros. En promedio, surge de la encuesta que Carrió y Kirchner son los que mejor pasan las pruebas.
Del total de los rubros, sólo hay tres en los que la gente muestra cierta confianza en alguno de los candidatos. Carrió consigue que el 27 por ciento de la población le tenga confianza en la lucha contra la corrupción y también en realizar un gobierno mirando más a los pobres que a los ricos. Menem consigue que el 29 por ciento lo evalúe bien en lo que se refiere a apoyo externo. Fuera de esos tres rubros, ningún candidato consigue más del 15 por ciento de evaluaciones positivas.
Teniendo en cuenta las historias más recientes, la duda está puesta en qué aspecto va a tener mayor importancia en la próxima elección:
- Uno podría alegar que en Brasil se privilegió la distribución de la riqueza y la transparencia, características fuertes de Carrió.
- A ello se podría contraponer que el PT exhibía una vasta experiencia de gobierno que no tiene el ARI. Eso podría favorecer, por ejemplo, a Kirchner o Rodríguez Saá, gobernadores de provincia.
- Tanto en Brasil como Ecuador se votaron candidatos que la gente sabía que no son los preferidos de Estados Unidos. En este rubro, Menem aparece como el mejor posicionado. Habrá que ver si ello tiene peso o si en la Argentina se puede producir un fenómeno parecido al de Brasil y Ecuador.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.