EL PAíS › CONTINúA EL CONFLICTO DOCENTE EN SAN LUIS, DONDE NO COMENZARON LAS CLASES

Unas largas vacaciones puntanas

Los gremios docentes de la provincia que gobierna Rodríguez Saá inician hoy su quinta semana consecutiva de huelga, en reclamo de una mejora salarial. San Luis es la única provincia donde aún no comenzaron las clases este año.

Hoy comienza la quinta semana consecutiva de paro docente en San Luis, la única provincia que aún no pudo iniciar las clases. “No hay dinero para la educación, pero sí para levantar esculturas de 37 millones de pesos o hacer una réplica del Cabildo en tiempo record”, se quejó en diálogo con Página/12 Sonia Reymond, dirigente de la Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE), gremio de base de la Ctera. Durante el feriado de Semana Santa, los maestros realizaron movilizaciones junto a padres y alumnos y hoy se concentrarán nuevamente en la Plaza Independencia del centro de la capital provincial.

Los cinco gremios de docentes de San Luis les notificaron al gobierno provincial y al Ministerio de Trabajo de la Nación “del paro para toda la semana que se inicia” y que “el plan de lucha continuará todo el tiempo que sea necesario”, aseguró la secretaria general de ASDE, María Inés Quattropiani. Los docentes tomaron como una provocación el discurso del gobernador Alberto Rodríguez Saá en el inicio de las sesiones legislativas, la semana pasada, cuando volvió a repetir que “no habrá aumentos para este año” y que no pensaba otorgar “privilegios” a los maestros en alusión a ceder un “extra” del aumento que se ofreció –15 por ciento en dos cuotas: en marzo un 10 por ciento y en octubre el 5 restante–, propuesta rechazada por los docentes.

“Presentamos un nota firmada por los cinco sindicatos (además de ASDE, Sadop, Amppya, UDA y UTEP) en la Legislatura pidiendo una audiencia con las comisiones de Presupuesto y de Educación para ver si se abre un canal de diálogo”, afirmó Sonia Reymond para ilustrar la forma en la que los docentes intentan destrabar el conflicto y lograr que se incremente el salario básico. Los maestros puntanos perciben 715 pesos de básico y reclaman que se lo eleve a 1140 pesos. Además piden que les reconozcan “el pago del doble cargo y que se regularice el pago de la ruralidad que hoy por hoy no se cumple: un maestro de la capital y uno de zona rural cobran lo mismo”, explicó la gremialista.

Los maestros realizaron actividades durante todo el fin de semana largo. Ayer concretaron una marcha de antorchas y al cierre de esta edición resolvían si cuatro docentes se encadenaban a la Casa de la Gobernación. El sábado pasado se concentraron en la turística zona de Merlo, donde reunieron a cerca de seis mil personas y aprovecharon “para informar sobre el conflicto”.

Desde la gobernación insisten en que “los docentes están volviendo a trabajar”, según señaló la responsable de la cartera educativa, Alejandra Pacheco. Los representantes gremiales denuncian que “existe mucha presión hacia los trabajadores de la educación. Con los descuentos de los paros, amenazas con cadenas de mails y hasta algún atentado con bombas en la puerta de uno de los gremios”, aseguró Reymond. “Para hacer esculturas millonarias hay plata, pero para la educación no. Primero deberían cumplir con las obligaciones del Estado”, cuestionó la administración del gobernador.

Compartir: 

Twitter
 

Los maestros puntanos ya ratificaron que no trabajarán toda esta semana.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.