EL PAIS › EL PRESIDENTE DE URUGUAY, JOSE “PEPE” MUJICA, EXPLICO POR QUE APOYO A NESTOR KIRCHNER PARA LA UNASUR

“Hice lo que más convenía a nuestro país”

“Cuando diez presidencias de América latina logran un acuerdo y van a proponer a uno como futuro secretario general... ¿teníamos nosotros necesariamente que obturarle la decisión?”, se preguntó Mujica durante su programa radial.

El presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, dijo ayer que su decisión de habilitar la elección de Néstor Kirchner al frente de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) estuvo fundamentada en cuidar la relación bilateral y destrabar el conflicto por Botnia. “Debíamos hacer lo que más le convenía al país”, afirmó Mujica, que destacó la importancia del vínculo entre Montevideo y Buenos Aires para el desarrollo comercial uruguayo. “Era el momento de jugar fuerte, por eso tomamos la decisión y somos responsables de la misma”, aseguró.

En su espacio radial Habla el presidente, Mujica explicó que hizo “lo que más le convenía al país, pensando al futuro, defendiendo intereses y trabajos” al apoyar la postulación de Kirchner. “Cuando diez presidencias de América latina mandan a sus cancilleres y éstos logran un acuerdo y van a proponer a uno como futuro secretario general... ¿teníamos nosotros necesariamente que obturarle la decisión?”, se preguntó el mandatario, y agregó: “No nos obligaban a decidir, porque si así hubiera sido, tendríamos que haber chocado con la opinión de una parte importante del pueblo uruguayo, que está dolorida y tiene sus razones”.

Este martes, el ex tupamaro evitó votar pero también vetar la postulación de Kirchner como secretario general de la Unasur en la cumbre de Jefes de Estado en el Sofitel de Campana. Su “acompañamiento al consenso” levantó la traba impuesta por el anterior mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, que había vetado al titular del PJ en pleno conflicto por la pastera Botnia. Al momento de votar, Mujica admitió que la decisión tendría un costo político –en efecto, el gesto fue muy criticado por blancos y colorados–, pero consideró que era una apuesta “a la buena fe de los argentinos”.

El jefe de Estado insistió ayer en los motivos detrás de la decisión subrayando la importancia de una buena relación con Argentina. “Porque es nuestro vecino inmediato, porque es parte de nuestra tradición, por la inmensa cantidad de uruguayos que viven ahí, quizás el 15 por ciento de los uruguayos del planeta”, enumeró. De acuerdo con el mandatario, en el último tiempo las relaciones con Buenos Aires estaban estancadas y la situación se había vuelto insostenible. “No se rompieron, porque el calor de los pueblos sobrellevó las cosas como se podía, pero recordemos que no fue sólo el bloqueo del puente el problema”, sostuvo.

“A tantos años de bloqueo, de trancazo, ¿no será hora de intentar otra salida? ¿No habrá que intentar un nuevo juego para conseguir el objetivo de mejorar relaciones tan vitales?”, se preguntó. La estrategia de Mujica apunta a descomprimir las tensiones con la Casa Rosada generadas por el diferendo de Botnia y poder avanzar así con otros temas importantes como el dragado del canal Martín García, las cuestiones de navegabilidad del río Uruguay y el pasaje de gas boliviano hacia su país por intermedio de la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente Néstor Kirchner y el presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.