EL PAíS › KIRCHNER ENCABEZó UN ACTO DE LA CORRIENTE PERONISTA FEDERAL, EN EL MICROESTADIO DE RACING

“Tengan cuidado con la receta del FMI”

El presidente del PJ se refirió a la crisis económica en Europa y les advirtió a España y Grecia sobre el rol de los organismos internacionales. También criticó a “la corporación monopólica” y reclamó la aplicación de la ley de medios audiovisuales.

 Por Martín Piqué

Néstor Kirchner estrenó ayer su doble rol de presidente del Partido Justicialista y secretario general de la Unasur. A pocos días de viajar a España para participar de la Cumbre de la Unión Europea-América Latina y el Caribe como referente del bloque sudamericano, Kirchner aterrizó en Avellaneda –llegó en helicóptero– y encabezó un acto en el microestadio de su amado Racing Club. Organizado por la Corriente Peronista Federal, un espacio fundante que lo acompañó en los primeros tiempos de su proyecto político, Kirchner se valió de la crisis en Europa para hacer una reflexión crítica sobre las recomendaciones del FMI. “A los pueblos de España y Grecia yo les digo que estén muy atentos, que tengan mucho cuidado con las recetas del FMI, porque buscan salvar a los grupos financieros”, advirtió. En su discurso también reclamó por la puesta en vigencia de la ley de medios audiovisuales, cuestionó al Grupo Clarín y a su CEO, Héctor Magnetto (“el rey de la censura”, dijo), y exhortó a sus simpatizantes a que no se dejen caer “en la trampa de la provocación”.

Cuando el helicóptero que transportaba a Kirchner aterrizó en una zona descubierta, en el palco se sucedían los discursos de los miembros de la Corriente Peronista Federal. El titular del PJ ingresó al polideportivo tras una presentación propia de un maestro de ceremonias en una velada boxística. Kirchner apareció en el microestadio acompañado por el gobernador Daniel Scioli y el intendente local, Jorge Ferraresi. En el escenario lo esperaban el secretario de Gestión y Articulación Institucional del Ministerio de Desarrollo Social, Sergio Berni; los diputados Juan Manuel Irrarzábal y Hugo “Turi” Perié; el titular del Consejo Asesor del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (TDT), Osvaldo Nemirosvci; el secretario de Provincias del Ministerio del Interior, Luis Ilarregui. Tras unas palabras del intendente, hijo de un dirigente del gremio de Farmacia que compartió la resistencia peronista con el desaparecido Jorge Di Pascuale, llegó el turno de Scioli.

Muy aplaudido, el gobernador dijo que el proyecto de Kirchner había venido a “saldar deudas históricas” en materia de derechos humanos, infraestructura, desendeudamiento y educación. Scioli elogió el refinanciamiento de los pasivos de las provincias anunciado por la Presidenta y terminó su discurso con una catarata de elogios dedicada a su ex compañero de fórmula: “Tenemos un gran conductor, experimentado, al que le han dado la responsabilidad de conducir la Unasur. Gracias, Néstor, por traernos tu mensaje”. Después se acercó al micrófono el bonaerense Ilarregui. Dirigente de mucha confianza de Kirchner, al que viene acompañando desde aquel lejano 2001, Ilarregui comenzó con una broma. Dijo que Kirchner era presidente del PJ y presidente de la Unasur, luego lo llamó presidente de Sudamérica. Enseguida eligió una frase que no pareció inocente y que despertó rápidos comentarios entre los presentes. “No hay plan B, que quede claro, no hay plan B”, repitió. A su lado lo escuchaba Scioli.

En las gradas del polideportivo se veían banderas de la Corriente Peronista Federal; de Militancia Social (organización que encabeza Berni, quien tiene a su cargo el plan Argentina Trabaja); del Movimiento Social Solidario; de la agrupación Felipe Vallese de Quilmes, que responde al intendente Francisco “Barba” Gutiérrez; de La Cámpora; Partido Comunista Congreso Extraordinario; Movimiento Octubre. Cuando el locutor anunció el turno de Kirchner, la multitud lo saludó con la mayor ovación de la tarde. Antes de meterse de lleno en los temas de fondo, Kirchner pidió a la muchedumbre que se pusiera de pie para hacerle un reconocimiento a la actriz Florencia Peña. “Días atrás escuché a una actriz argentina decir que estaba siendo dejada de lado por adherir a un proyecto. Es una gran actriz y una gran mujer, muy valiente”, dijo Kirchner. El auditorio respondió, solícito, con un largo aplauso a Peña, que denunció estar siendo discriminada por el Grupo Clarín.

Luego, Kirchner volvió a meterse en el debate en torno de la libertad de prensa y de la discusión sobre la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, trabada por la Justicia. “La falta de libertad de expresión viene porque hay una corporación monopólica, clara, de concentración mediática, que se llama, con todo respeto, Clarín. Y el señor que es responsable de las mentiras que diariamente se dicen desde ese grupo, es muy importante que al rey de la censura lo conozcan, se llama Héctor Magnetto”, cargó. “Confiamos plenamente en que la ley de medios pueda ser puesta en vigencia cuanto antes –agregó–. Es un paso central para la democratización de la Argentina.”

Compartir: 

Twitter
 

“No hay plan B, que quede claro, no hay plan B”, repitió Kirchner.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.