EL PAíS › SóLO HERMES BINNER Y ADOLFO RODRíGUEZ SAá CUESTIONARON EL PROGRAMA FEDERAL DE DESENDEUDAMIENTO

Con el aval de la mayoría de las provincias

Casi todos los gobernadores celebraron la decisión del Gobierno de refinanciar el 89 por ciento de las deudas provinciales con la Nación. El santafesino y el puntano denunciaron un “manejo discrecional” de los fondos y dijeron que fueron discriminados.

La mayoría de los gobernadores coincidieron ayer en elogiar el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre el Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas que implica la refinanciación de las deudas que las provincias mantienen con la Nación. Los mandatarios de Buenos Aires, Salta, Mendoza, La Rioja, Tucumán, Entre Ríos, Chaco, San Juan, Catamarca, Córdoba, Río Negro y Misiones destacaron la importancia de la medida para las economías provinciales. El anuncio cosechó aplausos también en Corrientes y Tierra del Fuego. Las únicas voces disonantes fueron las de los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner, y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, que se quejaron de haber sido discriminados y consideraron una “injusticia” que sus jurisdicciones hayan sido excluidas del programa, al tiempo que denunciaron un “manejo discrecional” de los fondos del Estado.

Entre los que salieron ayer a celebrar el anuncio estuvo el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien calificó al plan lanzado por el Ejecutivo nacional como “una medida con equidad federal”, que permitirá a las provincias “abrir oportunidades de planificar hacia el futuro”. El bonaerense destacó la posibilidad de sanear las cuentas provinciales y el impacto positivo que tendrá la medida incluso en el sector privado. Otro de los que manifestó su apoyo fue el salteño Juan Manuel Urtubey, quien consideró que el anuncio “es una respuesta” a los planteos que desde las provincias vienen haciendo ante sus necesidades financieras.

Por su parte, el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, anticipó que el Programa Federal de De-sendeudamiento ayudará a su provincia a concretar “más obra pública y mejorar la calidad de vida de los mendocinos”. En ese sentido aclaró que los recursos que el Estado provincial tenía previstos para cancelar deuda serán volcados a continuar con un “ambicioso plan de infraestructura”. Juan Schiare-tti, titular del Ejecutivo cordobés, también aseguró que esos fondos irán hacia la obra pública. “Para Córdoba es muy importante la decisión presidencial porque significa que la deuda deja de pesar”, concluyó el mandatario.

Luis Beder Herrera, gobernador de La Rioja, calificó la iniciativa como “espectacular” y consideró que “sirve mucho a las provincias”, al compararla con la Asignación Universal por Hijo. De la misma forma se expresó el gobernador de Tucumán, José Alperovich, quien aseguró que el programa “es la salvación”, y “la mejor noticia que recibió Tucumán durante los últimos 20 años”. “Yo siempre dije que esto era lo más importante, no el impuesto al cheque”, concluyó el tucumano. En tanto, el rionegrino Miguel Saiz también calificó como “una gran noticia” el anuncio y celebró que los planteos que le habían realizado a la Presidenta para mejorar las economías regionales “encuentren esta respuesta del gobierno nacional”.

Asimismo, Sergio Urribarri, titular del Ejecutivo de Entre Ríos, aseguró ayer que el programa de de-sendeudamiento de las provincias “implica reafirmar una profunda visión federal del país en lo concreto más que en los discursos”. El mandatario reconoció que la medida tendrá “efectos estructurales positivos sobre las finanzas públicas de Entre Ríos”. “Esta medida es un respaldo a las provincias y en esto no hay otras interpretaciones posibles”, refirió Urribarri apuntando a la oposición.

También se manifestó el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, quien subrayó que durante su gestión el Chaco logrará “la máxima reducción histórica” de la deuda pública gracias a esta “trascendental medida”.

Por su parte, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, resaltó la “absoluta justicia” de la medida y destacó que “como se intenta desendeudarse para afuera también hay que hacerlo para adentro”. “Este es un gesto hacia la voluntad de pagar la deuda interna”, sostuvo Gioja. En tanto, el mandatario catamarqueño, Eduardo Brizuela del Moral, a su turno calificó de “excelente” el anuncio de la Presidenta y recordó que le estaban reclamando al Gobierno una prórroga por dos años de los pagos y el financiamiento de la deuda hasta 2030.

Maurice Closs por Misiones destacó el alivio financiero que el plan le da a su provincia, y que le otorga “previsibilidad en el corto y mediano plazo”, aunque sostuvo que esto “obliga a los gobernadores a ser más responsables en el manejo de los recursos del Estado”. Desde Corrientes funcionarios de la administración del radical Ricardo Colombi calificaron la medida como “oportuna” y acotaron que redundará en un beneficio también para los municipios. En tanto, la diputada por Tierra del Fuego Rosana Bertone consideró que constituye “una muestra clara de la intención del gobierno nacional de facilitar la mejora de las condiciones y disponibilidad de fondos para con los gobiernos provinciales”.

En la otra vereda se pararon los gobernadores de Santa Fe y San Luis. Binner se quejó de que su distrito sufrió “una verdadera discriminación” al quedar fuera del plan que contempla el refinanciamiento de las deudas hasta 2030. “Este programa termina premiando a todas las provincias que se han endeudado con cifras considerables”, se lamentó Binner. El socialista sostuvo que en relación con “todo lo que exporta Santa Fe” desde el campo y otros sectores industriales “es muy poco lo que recibe en función de las necesidades que tiene”. Binner denunció que a pesar de que Santa Fe “hace bien los números”, el esquema de redistribución entre las provincias de acuerdo con sus necesidades “no es racional”.

En la misma sintonía, Rodríguez Saá también calificó la medida como injusta y denunció que “la decisión de buscar una solución con los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) es una vez más un manejo discrecional de los fondos del Estado nacional”. Al respecto, planteó que los ATN se dan a través del Ministerio del Interior, por lo que –a su entender– la distribución de los fondos estaría supeditada a si “los gobernadores están o no de acuerdo en todo con ellos (por el Gobierno)”. Las otras provincias que quedaron fuera del plan por no tener deudas con la Nación son La Pampa, Santa Cruz y Santiago del Estero.

Compartir: 

Twitter
 

La mayoría de los gobernadores destacó el impacto de lo resuelto por la Presidenta y analizó que se reflejará en obra pública.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.