EL PAíS › EL CAMIONERO HUGO MOYANO ASUMIó AYER LA PRESIDENCIA DEL PERONISMO EN LA PROVINCIA

“Vamos a fortalecer al PJ bonaerense”

El secretario general de la CGT convocó a los peronistas a trabajar para “garantizar el triunfo” del kirchnerismo en el 2011. Lo acompañaron Néstor Kirchner y Daniel Scioli. Dio señales de unidad y afirmó que “todo lo que podamos, lo tenemos que hacer en conjunto”.

 Por Nicolás Lantos

Desde encima de la caja de un camión, el flamante titular del PJ boneaerense, Hugo Moyano, dio un brevísimo discurso en el que llamó a “los trabajadores y al peronismo” a “trabajar incansablemente para garantizar el triunfo en 2011, que será seguramente encarnado a través de Néstor Kirchner o Cristina”. Lo escuchaba una multitud de camioneros con sus gorras verdes, además de afiliados de sindicatos afines y militantes del Movimiento Evita y otras organizaciones sociales y políticas, que se acercaron hasta la puerta de la sede partidaria en La Plata tras franquear un intenso operativo policial, que incluyó mil efectivos. Minutos antes, en el cuarto piso, la firma de más de 40 de los 48 consejeros que forman parte de la mesa chica del peronismo provincial lo había entronado como el primer sindicalista en alcanzar ese lugar. Lo acompañaron el presidente del PJ nacional, Néstor Kirchner, y el gobernador bonaerense Daniel Scioli, además de funcionarios, legisladores e intendentes afines.

“Esta carrera que comienza en la presidencia del partido es para fortalecer al justicialismo en la provincia de Buenos Aires –le comentó Moyano a Página/12–. Estoy convencido de que un justicialismo movilizado va a garantizar el triunfo” del kirchnerismo en 2011. Consultado por el resquemor que generó su asunción entre algunos intendentes del conurbano, el sindicalista minimizó el asunto: “Puede existir desconfianza. A lo mejor cuando aparece un actor nuevo, como en este caso, se cree que se puede cambiar de forma y eso puede traer un inconveniente. No va a ser así. Todo lo que podamos, lo tenemos que hacer en conjunto”, ya que “no hay posibilidades sectoriales de tener éxito si el proyecto nacional no lo permite. No hay un proyecto sindical, no hay un proyecto municipal ni provincial si no hay proyecto nacional y popular.”

Además, reafirmó su lealtad a su antecesor, Alberto Balestrini. “Yo estoy aquí por voluntad expresa del compañero Balestrini”, le aclaró a la mesa chica, tras su asunción. El vicegobernador, a cargo de la presidencia del PJ bonaerense hasta que sufrió un accidente cerebro- vascular que lo mantiene internado desde abril de este año, lo había designado su número dos a fines del año pasado. La intención del sindicalista es sacar al aparato de la parálisis que lo afecta para no perder tiempo a poco más de un año de las elecciones presidenciales. “Al segundo que el compañero Balestrini se ponga en condiciones de asumir, automáticamente me corro al segundo lugar”, aclaró el líder de la CGT.

Un rato antes se había oficializado su nuevo rol: tras un breve discurso de Kirchner en el que cargó contra los disidentes (que “se dicen peronistas pero trabajan para el enemigo”), más de cuarenta de los 48 miembros del Consejo Superior del PJ bonaerense estamparon su firma en el acta que nombraba a Moyano al frente del partido. Entre los que faltaron, con aviso, estuvieron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez; para compensar se acercaron a La Plata los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Planificación, Julio De Vido, aunque no formen parte de esa mesa chica.

“Ha sido la coronación de una tarea”, aseguró, satisfecho, Juan Carlos Schmid, titular del gremio de Dragado y Balizamiento, para quien este es un paso central en “la reconstrucción de la credibilidad de los trabajadores adentro de la CGT”. En diálogo con este diario, el dirigente –muy cercano al camionero– aseguró que “la próxima etapa es movilizar al partido” vinculando “a todos los sectores” para “establecer un espíritu de unidad dentro del peronismo”. La llegada, por primera vez en la historia, de un sindicalista a la presidencia del justicialismo en el distrito más grande del país abre la puerta a que dirigentes de ese origen pueblen las listas en las elecciones del año que viene. “Es una aspiración de nuestro sector”, admite Schmid. Moyano, en cambio, asegura que “tiene que llegar la gente en mejores condiciones de militancia y coherencia”. “Si eso lo encontramos en la dirigencia gremial, vamos a tratar de que estén representados, pero sin avasallar a otros sectores”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Moyano, con Kirchner y Scioli detrás, en su primer discurso como titular del PJ bonaerense.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.