EL PAíS › RAúL REBAYNERA, “EL NAZI”, PIDIó LA PALABRA

La remanida teoría del complot

 Por M. L. D.

Raúl Rebaynera, alias “El nazi”, trató de demostrar su inocencia en los delitos por crímenes de lesa humanidad por los cuales se lo acusa, junto con trece penitenciarios que se desempeñaron en la Unidad 9 de La Plata durante la última dictadura. Con un discurso por momentos deshilvanado y plagado de contradicciones, afirmó ayer ante el Tribunal Oral Federal 1 que los testigos que lo acusan de haberlos torturado “mienten” y han armado “un complot” en su contra.

Durante casi cuatro horas de declaración, Rebaynera desplegó la extensa lista con las anotaciones realizadas desde que comenzaron las audiencias, en abril, se calzó los anteojos para ver de cerca y comenzó a explayarse acerca de las objeciones a los testimonios de diez testigos que lo acusaron de haber sido artífice de tormentos en el tiempo que estuvieron detenidos en el penal. Paralelamente, su abogado defensor, Flavio Gliemo solicitó al Tribunal la realización de careos entre Rebaynera y los testigos Carlos Alvarez, Adolfo Pérez Esquivel, Dalmiro Suárez, Juan Argüello, Carlos Bettiol, Julio Mogordoy, Alberto Elizalde, Carlos Alberto Acquaviva, Eduardo Anguita y Eduardo Zabala para despejar las contradicciones entre sus versiones y la propia.

En el mismo sentido Rebaynera aseguró desconocer la desaparición de familiares de detenidos así como los malos tratos denunciados en el penal.

–¿En algún momento usted tomó conocimiento de que más de treinta familiares de detenidos en la Unidad 9 fueron desaparecidos o secuestrados? –preguntó el juez Falcone.

–Yo ni sabía que existía un centro clandestino, que era La Cacha. Lo supe después de 1983, 1984, en que empezaron a salir en los diarios todas esas cosas. Yo estaba muy abocado a lo mío como penitenciario. Nunca tuve conexiones con militares.

–¿Alguna vez escuchó que personas que estaban detenidas en el penal eran puestas a disposición del Poder Ejecutivo y no llegaban a su domicilio? –insistió Falcone.

–Eso nunca lo supe. Lo estoy sabiendo ahora.

Quienes declararon haber sufrido el maltrato de Rebaynera en la Unidad 9 coinciden en afirmar que lo habían apodado “El nazi” porque parecía un personaje del ejército alemán. De piel muy blanca, ojos azules y uniforme siempre prolijo, lo recuerdan como uno de los oficiales más jóvenes y como “uno de los que más pegaban”. A los veintidós años había adquirido la destreza de aplicar, sin mesura, los peores tratos a los detenidos durante los dos años y medio que se desempeñó en el penal.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La remanida teoría del complot
    Por M. L. D.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.