EL PAíS › LA PROPUESTA DE DECLARAR DE INTERéS PúBLICO LA PRODUCCIóN DE PAPEL PARA DIARIOS LOGRó ADHESIONES EN LA OPOSICIóN

“Si es para neutralizar monopolios, bienvenido”

Proyecto Sur, Nuevo Encuentro, GEN y el Partido Socialista se manifestaron a favor de declarar de interés público el suministro de papel prensa. El proyecto aún no fue enviado al Congreso, pero ya abrió el debate. El Grupo A, en contra.

 Por Sebastián Premici

El debate por Papel Prensa llegó al Congreso. En diálogo con Página/12, distintos representantes del centroizquierda en la Cámara de Diputados (Proyecto Sur, Nuevo Encuentro, PS y el GEN) se manifestaron a favor de declarar de interés público la producción, comercialización y distribución del papel para diarios, así como también que se haya enviado a la Justicia el informe “Papel Prensa: La Verdad”, presentado anteayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Con esta postura contrastaron de lleno con lo expresado por la Coalición Cívica, el Peronismo Federal y PRO. La iniciativa, que todavía no fue enviada por el Ejecutivo, tendrá por objetivo otorgar un trato igualitario a todos los diarios del país, así como también ampliar la capacidad de producción de Papel Prensa para que no haya más importación del insumo básico para los diarios. Desde el oficialismo indicaron a este diario que el debate político “provocará diferencias dentro del Grupo A”. El Gobierno definirá en los próximos días si ingresará el proyecto por Diputados o el Senado.

“No me parece mal que la venta del papel para diarios sea declarada de interés público. Todo lo que sirva para neutralizar a los monopolios es bienvenido. Hay que investigar todo a fondo, la historia de la familia Graiver, cómo fue la compra de Papel Prensa, y si se descubre que en el medio hubo torturas y crímenes de lesa humanidad no habría que avalar la operación”, afirmó a Página/12 Alcira Argumedo, diputada del interbloque Proyecto Sur.

En la presentación del informe sobre Papel Prensa, la Presidenta denunció que la compañía les cobraba un precio diferencial a los diarios controlantes en detrimento de los diarios del interior, a partir de un “pacto de sindicalización”, firmado en 1977 y revelado ante la Comisión Nacional de Valores recién este año. “Es en este contexto que se creará un nuevo marco regulatorio que tendrá que definir el Congreso, con la creación de una comisión bicameral que tenga las facultades de fiscalizar y controlar todo lo concerniente a esta actividad económica”, argumentó ayer Agustín Rossi, titular del FpV en Diputados.

Más allá de las disputas políticas coyunturales, todos los legisladores de centroizquierda consultados por este diario consideraron que Papel Prensa realizó desde sus orígenes un abuso de su posición dominante. “Esta historia no es nueva. Todavía recuerdo cuando Crónica se quejaba porque no le vendían papel y era empujada a importar ese insumo básico. Así que más allá de los dimes y diretes de esta historia, más vale tarde que nunca”, aseveró a este diario Horacio Alcuaz, integrante del GEN que conduce Margarita Stolbizer.

Los socialistas también manifestaron su apoyo a la idea de declarar de interés público la producción y comercialización del papel para diarios. Lo hizo el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, y la titular del bloque en la Cámara baja, Mónica Fein. “Si el Congreso es el encargado de armar un nuevo marco regulatorio, como también lo tendría que hacer el Gobierno en la telefonía celular o Internet, podríamos avanzar”, manifestó la socialista.

La oposición no esperaba ninguna referencia sobre un proyecto de ley en torno de Papel Prensa. De ahí las reflexiones de algunos dirigentes del Peronismo Federal, como Felipe Solá y Gustavo Ferrari, o la líder de la Coalición Cívica, quienes aseveraron que “la Presidenta seguramente cambió de opinión en el medio, debido a la presión de la oposición”. Incluso Carrió adelantó que se opondrá al proyecto porque vulneraría “el artículo 13 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica)”. El conglomerado opositor ya está trabajando para presentar un rechazo unificado al proyecto que todavía no ingresó al Parlamento.

Quien manifestó una posición ambigua fue el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Alfonsín. Por la mañana había dicho que la Presidenta hizo lo correcto en enviar el proyecto al Congreso pero por la tarde argumentó que todo resultaba “muy sospechoso”. El titular del partido radical, Ernesto Sanz, está buscando alinear a su tropa, luego de haber tenido algunos cortocircuitos en la firma de los dictámenes por retenciones, donde el radicalismo estuvo dividido.

Por una cuestión de números, algunos legisladores del oficialismo indicaron a este diario que sería más conveniente ingresar el proyecto por el Senado, donde hay una mayor paridad con la oposición. Sin embargo, el debate en Diputados serviría para “mover el avispero”. “Si pasa en la Cámara baja, es ley”, se atrevió a adelantar Alcuaz.

En el mejor de los escenarios, los que podrían acompañar una iniciativa de estas características serían el FpV, Proyecto Sur, el socialismo, Nuevo Encuentro, el Movimiento Popular Neuquino, el bloque de la Concertación, el Frente Cívico por Santiago del Estero y otros legisladores provinciales (La Pampa y Salta). En total serían 127 voluntades, dos menos que el quórum necesario. De todas maneras, en el oficialismo no son tan optimistas y creen que algunos bloques podrían volcarse al Grupo A. De todas maneras, apuestan a que haya cortocircuitos dentro del conglomerado opositor.

Compartir: 

Twitter
 

El Congreso será escenario de una batalla con definiciones de fondo: la regulación del monopolio del papel para diarios.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.