EL PAíS › LOS AMBIENTALISTAS DE GUALEGUAYCHú ACORDARON REALIZAR PROTESTAS TODOS LOS DOMINGOS CONTRA UPM

Vuelta a la ruta, pero en caravana

En una asamblea ampliada, pero con poca concurrencia, los vecinos aprobaron retomar en forma paulatina las medidas de fuerza, disconformes con las gestiones oficiales. Los domingos de septiembre se movilizarán en caravana hasta Arroyo Verde.

Los asambleístas de Gualeguaychú decidieron anoche regresar de forma paulatina a las medidas de fuerza sobre la ruta 136. En una asamblea ampliada, pero con una concurrencia mucho menor a la que hace más de 60 días definió levantar el bloqueo permanente, la moción con más adhesiones fue la que propuso realizar una movilización en caravana a Arroyo Verde todos los domingos de septiembre, dos horas antes del comienzo de la habitual asamblea semanal. También se aprobó la realización de una nueva reunión ampliada entre todos los vecinos el próximo 6 de octubre, donde evaluarán el avance del monitoreo binacional del río Uruguay y de los reclamos que aún esperan respuestas del Gobierno.

Pasadas las 21 comenzó la sesión en el Club Frigorífico y terminó arrojando un resultado anticipado a través de las distintas expresiones públicas de los asambleístas. El malestar de los vecinos con las gestiones de la Cancillería y el sentimiento de abandono, motivado por la actitud oficial de dar por cerrado el conflicto por la pastera UPM (ex Botnia), reforzaron la postura del sector más duro. Menos de la mitad de los vecinos que se habían congregado hace dos meses para ponerle fin a un bloqueo que duró más de tres años, se reunieron para volver a tomar medidas de fuerza.

De las siete mociones que se presentaron, sólo dos propusieron mantener la situación tal cual como estuvo en los últimos meses. El resto, sostuvo la necesidad de retomar la protesta con acciones concretas. La primera iniciativa debatida fue una moción colectiva que llevó la firma de una veintena de ambientalistas. Allí se exigía el cumplimiento de las reclamos que se habían propuesto al momento de levantar el corte y de las promesas planteadas en las reuniones con el canciller Héctor Timerman. En lo demás, sostenía la necesidad de seguir en estado de alerta, pero a un costado de la ruta. Esta moción sólo logró un apoyo minoritario y fue desestimada. Tampoco cosecharon las voluntades necesarias para imponerse las posturas más duras, que planteaban el regreso a la situación previa al 19 de junio, con el corte total del paso fronterizo. Volver a realizar acciones secretas, algo prohibido por el mismo reglamento interno de la asamblea, también fue rechazado de plano.

La propuesta que se impuso ampliamente fue la de la asambleísta Paola Robles, que en su discurso criticó “la falta de decisión política” para solucionar el conflicto, y apuntó a que el Gobierno había hecho caso omiso del “gesto” de la asamblea de suspender el bloqueo. Robles es una de las denunciadas por el Ejecutivo en el marco de la querella que involucra a varios referentes del movimiento. Dijo que “ellos sí tienen palabra y que habían prometido volver a las acciones si el Gobierno no hacía nada”. Su moción propuso realizar una caravana que se movilice hacia Arroyo Verde dos horas antes de la habitual asamblea semanal de los domingos. Aunque no fueron explícitos en si esa movilización implicaría un corte de la ruta 136, varios de los consultados por Página/12 al final de la reunión dieron por seguro que, con una nutrida concurrencia, la traza quedaría completamente bloqueada hasta el final de la asamblea.

Las fechas previstas para realizar la caravana, a la que la mayoría comprometió su asistencia, serán los domingos 5, 12, 19 y 26 de septiembre. También se aprobó la realización de una nueva asamblea ampliada el 6 de octubre para seguir de cerca las gestiones que –a criterio de la asamblea– el Gobierno les adeuda. Todos los oradores, sin excepción, hicieron un repaso de los puntos de la proclama que consideraron incumplidos. La desilusión sobre las gestiones encabezadas por Timerman fueron el común denominador. Además, varios discursos incluyeron “pases de factura” a los impulsores del diálogo con las autoridades y evaluaron como un error haberse bajado de la ruta para negociar. Menos caótica que la anterior asamblea ampliada, la reunión tuvo su pico de distensión cuando, de manera enérgica, uno de los más veteranos ambientalistas reclamó una marcha en contra del ex presidente Néstor Kirchner para el día 30, cuando visitaría Gualeguaychú. Enseguida le aclararon que la visita del ex presidente y diputado se haría el 30, pero de septiembre.

Informe: Gabriel Morini.

Compartir: 

Twitter
 

La asambleísta Paola Robles criticó “la falta de decisión política” para solucionar el conflicto.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.