EL PAIS › ENFRENTAMIENTO ENTRE GABRIELA MICHETTI Y HORACIO RODRIGUEZ LARRETA POR LA SUCESION DEL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO

Todo sea por quedarse con la herencia de Macri

Pelean por la candidatura en la ciudad. Salieron a marcar diferencias. El quiere unificar las elecciones; ella no.

 Por Werner Pertot

Un día después de que Mauricio Macri se lanzara sin lanzarse a la contienda presidencial, sus dos posibles sucesores salieron a competir abiertamente por la candidatura porteña. Desde Bruselas, Gabriela Michetti aseguró que no compartirá la fórmula con Horacio Rodríguez Larreta: “Ni él haría una fórmula conmigo ni yo con él”, se sinceró. La ex vicejefa propuso que se dirima la interna a través de las mediciones en las encuestas, donde ella sabe que aventaja al jefe de Gabinete. Larreta, por su parte, impulsa la unificación de las elecciones porteñas con las nacionales, lo que mejoraría sus chances de ser el elegido por Macri. “Estoy trabajando hace tres años como jefe de Gabinete”, recordó su experiencia, para contraponerse a su adversaria interna.

El jefe de Gobierno consiguió, sin cambiar una coma de lo que venía diciendo hace meses, instalarse como candidato a presidente. Mientras tanto, él sigue repitiendo que es “precandidato presidencial”, por lo que se guarda la carta de ir por la reelección si ve que el escenario nacional puede serle desfavorable. “Si cambia el juego nacional, por ahí cambia. Los griegos decían que una mala decisión es aquella que no puede cambiarse”, razonaban los filósofos que habitan Bolívar 1. Macri mencionó como sus dos posibles sucesores a Larreta y Michetti. Ambos entendieron esa frase como la señal de largada.

Ella dice

“Es un candidato o el otro”, afirmó ella, desde Europa. “Ni él haría fórmula conmigo ni yo con él, porque tenemos distintas maneras de trabajar y el compañero de fórmula tiene que ser alguien que uno realmente sienta que es parte del equipo”, sinceró las distancias la diputada macrista, aunque aclaró que “no llegaría a tanto” como el caso de Julio Cobos. “Tenemos buena relación personal. Pasamos cumpleaños juntos. Tengo buena relación con su mujer, con su hija, pero sí es cierto que tenemos equipos de trabajo distintos, perfiles distintos. La fórmula tiene que ser como hicimos con Mauricio, donde se notó la química”, estimó.

“Tengo confianza en que puedo ser una buena sucesora para la gobernación de la ciudad”, advirtió Michetti, quien buscó marcar que también tiene un perfil de gestión: “Tengo buena relación con el gabinete porteño. No he dejado de estar siempre presente en las actividades de la ciudad. En las decisiones importantes, siempre he estado”. “Estoy recorriendo detalles de la gestión. Puedo darles mucha continuidad a políticas de Estado. Hay una base muy buena para la segunda gestión. Me vine a Bruselas y un día a Madrid porque estoy tratando de tener contacto con alcaldes de América latina y Europa para ver prácticas de gobierno”, afirmó.

“Esto depende mucho de lo que la gente sienta que la representa mejor. Que la gente te sienta cerca. Y en eso me tengo mucha confianza”, remarcó su ventaja con respecto a Larreta y propuso como método para dirimir la interna que recurran a las “encuestas, los focus group, montones de herramientas que podemos usar para saber quién está mejor posicionado ante la gente para representar al PRO”. También mencionó “los apoyos del partido, de quién representa mejor la identidad del PRO, los perfiles profesionales, para qué tiene mejor habilidad uno que otro”.

En cambio, esquivó las preguntas sobre la unificación de las elecciones porteñas. “No tenemos definido eso. El lunes al mediodía tuvimos la última conversación y dentro del partido hay posiciones encontradas”, sostuvo. Cerca de la precandidata, advierten que Larreta viene ganando terreno en esa discusión. “Mauricio está cada vez más cerca de pensar que eso es lo que le conviene, pero de ahí a que esté acordado y definido hay un trecho largo”, señalaron en el entorno de la diputada.

El dice

“Si en el PRO me eligen como candidato, siento que estoy preparado para la ciudad, vengo trabajando hace tres años como jefe de Gabinete codo a codo con Mauricio, conozco bien la ciudad, me encanta recorrerla, caminarla”, contragolpeó Larreta. Sobre cómo se definirá el candidato fue más elusivo que su contrincante: “Mauricio nunca decide las cosas solo, a dedo, arbitrariamente. Siempre busca consensos. Y en este caso va a ser igual. No está definido con qué método”, advirtió. Cerca del jefe de Gabinete evalúan que una opción sería hacer una interna. En cambio, Larreta se dedicó a argumentar fervientemente en favor de unificar las elecciones, un escenario en el que –dicen sus allegados– no importa tanto el candidato, porque Mauricio tracciona desde la boleta nacional.

“Hoy, como está la ley, habría seis elecciones”, avisó Larreta. “Hay que pensar en el gasto que eso significa. Mauricio lo dijo siempre: alguna unificación de ésas va a haber que hacer. Algún tipo de unificación yo creo que es sano promover”, consideró. La posibilidad de unificar las elecciones se volvió a analizar ayer en la mesa chica del PRO. El tema había quedado congelado después de la muerte de Néstor Kirchner. Como existe una ley que establece que las elecciones deben ser separadas, la resolución debe pasar por la Legislatura. Hasta ahora, no retomaron las negociaciones con los bloques opositores. En sus declaraciones, Larreta le restó importancia al tema: “En cualquier fecha, yo me tengo mucha fe”.

El tercero en discordia es el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, quien por ahora se mantiene como Suiza, alejado de la interna entre los dos precandidatos. El dirigente peronista podría ser el compañero de fórmula en cualquiera de las dos alternativas. Otro posible vicejefe que evalúan en la mesa chica, en caso de que la candidata sea Michetti, es el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, un incondicional de Larreta. Eso le podría servir a Macri para cerrar heridas si finalmente Macri opta por la ex vicejefa como su sucesora.

La interna generó un clima denso en Bolívar 1. A Macri nunca le gustó que sus posibles sucesores ventilen las discusiones en público. Varias veces los llamó al silencio. En la mesa chica del PRO reconocen que la decisión que debe tomar su jefe es compleja: “Horacio puede gobernar, pero Gabriela puede ganar la elección. Pero, ¿qué pasa si después ella dura tres meses?”, se preguntaban en el círculo de amigos de Macri. “Ella mide mejor –reconocían los consiglieri–. Pero Horacio es más estable.” Con un dejo de fastidio, admitieron: “A los de la mesa chica nos supera este problema. Veremos cuando llegue el momento”. Será en marzo o abril.

Compartir: 

Twitter
 

Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta, eternos adversarios dentro del PRO, ahora enfrentados por la sucesión de Macri.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared