ECONOMIA › EL GOBIERNO ANUNCIO UN AUMENTO DEL 17,33 POR CIENTO EN LOS HABERES PREVISIONALES A PARTIR DEL 1º DE MARZO

Jubilaciones recargadas por el crecimiento económico

La mejora en los ingresos corresponde a la Ley de Movilidad, que en dos años y medio ya produjo subas por 78 por ciento. El nuevo aumento alcanza a 5,6 millones de jubilados y pensionados, un millón de pensiones no contributivas y a ex combatientes de Malvinas.

 Por David Cufré

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sorprendió ayer al anunciar el aumento de las jubilaciones correspondiente a marzo. Sorprendió por su aparición inesperada en la conferencia de prensa en la que otros funcionarios iban a dar a conocer el resultado de la recaudación impositiva de enero, pero sobre todo por el monto de la suba en los haberes previsionales: el ajuste es del 17,33 por ciento, el más alto de los últimos años. La mejora alcanza a 5,6 millones de jubilados y pensionados del régimen general, a un millón de beneficiarios de pensiones no contributivas y a 21 mil ex combatientes de Malvinas. Como se trata del incremento marcado por la ley de movilidad, su alcance es uniforme, sin diferencias entre unos y otros. La jubilación mínima pasa de 1046,43 a 1227,78 pesos a partir del primer día del próximo mes, en tanto que 1,8 millón de jubilados que reciben el subsidio de 45 pesos del PAMI cobrarán desde entonces 1272 pesos.

“A la jubilación mínima que estaba en 150 pesos la hemos aumentado 780 por ciento en estos años, subimos su valor ocho veces”, destacó la Presidenta, marcando comparaciones con los doce años de haberes congelados durante el menemismo y el gobierno de la Alianza. Lo siguiente que dijo fue que desde que se aplica la fórmula de la ley de movilidad, muy resistida en su momento por la oposición, todos los haberes previsionales experimentaron un alza del 77,98 por ciento. La sucesión fue la siguiente: 11,69 por ciento en marzo de 2009, 7,34 en septiembre de ese año, 8,21 en marzo de 2010, 16,90 en septiembre pasado y 17,33 dentro de un mes.

Las estimaciones de consultoras privadas marcaron para 2009 una inflación en torno del 15 por ciento, contra aumentos de jubilaciones del 19,9, mientras que para el año pasado esas agencias arriesgaron un alza de precios de alrededor de 25 puntos, con una suba de los haberes del 26,5 por ciento. Es decir que en esos dos años las jubilaciones le ganaron a la inflación medida por el sector privado. El piso que acaba de fijar el Gobierno para 2011, con este aumento del 17,33 por ciento, seguramente determinará que será otro año de recomposición real de los ingresos previsionales.

El anuncio se produjo en momentos en que un sector de la oposición encabezado por el radicalismo impulsa una consulta popular para insistir con la idea del 82 por ciento móvil para la jubilación mínima. La Presidenta vetó esa ley en octubre pasado calificando a la iniciativa del Grupo A como la “ley de quiebra del Estado”, porque los compromisos fiscales que imponía llevaban a esa situación, de acuerdo con la visión oficial. Con el nuevo aumento, la jubilación mínima pasa a representar el 66,7 por ciento del salario mínimo, vital y móvil (1840 pesos), y la cifra se estira a 69,1 si se suman al cálculo los 45 pesos que paga el PAMI. Para llegar al 82 por ciento, la mínima debería subir ahora a 1508 pesos. Son entre 280 y 236 pesos de diferencia, respectivamente.

“Lo que plantea la oposición es insostenible. Todos queremos mejorar las jubilaciones, pero nosotros lo hacemos de manera sustentable. Paso a paso, en etapas, vamos encontrando soluciones a los millones de problemas que tenía el sistema previsional y de seguridad social. Aumentamos las jubilaciones, terminamos con las AFJP, aprobamos la Ley de Movilidad, incluimos a 2,6 millones de personas a través de las moratorias, pasamos a pagar un millón de pensiones no contributivas, creamos la Asignación Universal por Hijo, y vamos a seguir mejorando, pero con racionalidad”, retrucó Diego Bossio, titular de la Anses, en diálogo con este diario.

CFK sumó otro ingrediente a la polémica con la oposición. “El factor que más incidió para este importante aumento fue la recaudación”, indicó. La fórmula de la movilidad se nutre básicamente de dos insumos: la evolución de los ingresos impositivos (IVA, Ganancias, cigarrillos y otros) y la marcha de los salarios (medidos por el índice del Indec o el Ripte, que elabora el Ministerio de Trabajo). Para la próxima suba de marzo, el componente de la recaudación aportó 20,4 por ciento, mientras que el incremento de los salarios de los trabajadores activos fue de 14,5 puntos. De ese promedio surge el 17,33. En su momento, la oposición rechazó que se incluyera en la fórmula la parte de la recaudación, y pidió que sólo se utilizara el índice de salarios. Si eso hubiera sido así, esta vez las jubilaciones registrarían un aumento del 14,5 por ciento, en vez del 17,3.

A pesar de las importantes subas de los últimos años, el sistema previsional registra un crecimiento constante de la litigiosidad. Las miles de demandas que se presentan todos los meses a los juzgados previsionales tienen básicamente dos fuentes: los reclamos de recomposición de haberes previsionales por el período anterior a 2002, y lo mismo para el lapso 2002-2006, en este caso de quienes ganaban jubilaciones de más de 1000 pesos. Estos últimos se amparan en el fallo Badaro de la Corte Suprema de Justicia. El Gobierno argumenta que su política fue destinar los pocos recursos que había en ese momento a mejorar la situación desesperante que padecían los jubilados de menores ingresos, en una política de redistribución de ingresos. “Si se hubiera aplicado el porcentaje de aumento de Badaro para todos los jubilados, hoy la mínima sería de 800 pesos”, precisó Bossio.

El ministro de Economía, Amado Boudou, fue en la misma línea. “Lo que nosotros construimos fue un modelo sustentable, donde queda claro que a mayor crecimiento de la economía, más suben las jubilaciones, y los aumentos se pueden pagar sin poner en riesgo el sistema”, remarcó ante Página/12. Con la perspectiva de un 2011 de fuerte expansión del PIB, el alza de jubilaciones de septiembre seguramente volverá a estar en los dos dígitos.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta CFK sorprendió al sumarse a la conferencia de prensa en la que estaba previsto anunciar la recaudación de enero.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.