EL PAíS › LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PATAGONIA, POR LA DESPENALIZACIóN DEL ABORTO

Por el derecho a decidir

La universidad patagónica es la séptima casa de altos estudios en el país cuyo Consejo Superior se expide por una reforma legal que garantice la interrupción voluntaria del embarazo. Apoyó además los proyectos que se debaten en Diputados.

 Por Mariana Carbajal

La Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco se pronunció a favor de la despenalización del aborto, a través de una resolución aprobada por el Consejo Superior, con un solo voto en contra y cuatro abstenciones. De esa forma, ya son siete las casas de altos estudios del país que reclaman que el Congreso discuta y apruebe una ley que garantice el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, en sintonía con la propuesta de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. La articulación de más de doscientas ONG, que se caracteriza por sus pañuelos verdes, consiguió también el apoyo de la Internacional de la Educación, la federación sindical mundial que representa a más de 35 millones de trabajadoras y trabajadores de la educación, a la que está afiliada la Ctera.

La discusión en el Consejo Superior de la universidad patagónica fue propiciada por los centros de estudiantes de las facultades de Ciencias Económicas, Naturales y Humanidades y Ciencias Sociales, además del Consejo Zonal de la Sede Trelew. Durante el 2010 realizaron diversas actividades para promover la discusión en torno de la importancia de despenalizar el aborto en el país. Ya se pronunciaron en el mismo sentido la UBA y las universidades de Córdoba, La Plata, Mar del Plata, Comahue y La Pampa.

El debate en el Congreso se inauguró el 30 de noviembre último, con una audiencia pública en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, en la que expuso como única oradora invitada la danesa Marianne Mollman, de la organización internacional Human Rigth Watch, con sede en Nueva York. Mollman dio argumentos jurídicos, de salud pública, de derechos humanos y de justicia social por los cuales consideró necesario que la Argentina reforme su legislación y apruebe la legalización del aborto. La expositora recordó que los abortos inseguros, realizados en la clandestinidad con métodos precarios, son la principal causa de mortalidad materna en el país desde hace treinta años. El presidente de la Comisión de Legislación Penal, el cordobés Juan Carlos Vega, de la Coalición Cívica, se comprometió públicamente a continuar con el tratamiento del tema a lo largo de este año.

Entre los fundamentos de la resolución aprobada por el Consejo Superior de la Unpsjb se menciona que “en muchos países la interrupción voluntaria de la gestación se ha transformado en una práctica privada e íntima” y que “el problema radica en que, en nuestro país, esta solución es clandestina y se encuentra por fuera del sistema de salud pública, lo que significa enfermedad o muerte para muchas mujeres, en su mayoría de escasos recursos”. Desde la recuperación democrática en 1983 hasta 2009 fallecieron por esa causa unas 2665 mujeres, la mayoría jóvenes y pobres, según las estadísticas del Ministerio de Salud. “Los países que tienen el aborto despenalizado y dentro de la égida de la salud pública no conocen enfermedades ni muertes por esta causa y, además, registran una cantidad tres a cinco veces menor de muertes que en nuestro país”, señala en un párrafo el texto que fue aprobado. Además, destaca que “la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito permitió avanzar en procesos de discusión y reconocimiento del problema, que implica grandes porcentajes de mortalidad materna”.

El único que votó en contra fue el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Dardo Petroli. Hubo cuatro abstenciones. A favor votaron los decanos de Ciencias Sociales y Humanidades, Claudia Coicaud, y de Ingeniería, Oscar Miura, además de la mayoría de los sectores estudiantiles –con excepción de los de Derecho, que se levantaron y se fueron para no votar–, la delegación Zonal Trelew, no docentes, y casi todos los docentes, adjuntos y auxiliares.

La universidad adhirió al tratamiento de los proyectos de ley de interrupción voluntaria de embarazo, presentados en la Cámara de Diputados. También se manifestó por instar “la aprobación de las políticas públicas de educación sexual y prevención de embarazos no deseados y declarar de interés institucional los programas y campañas tendientes a garantizar el acceso universal a servicios de salud reproductiva de calidad que promuevan la igualdad de género y social”.

En la Cámara baja hay dos proyectos que despenalizan y legalizan el aborto. Uno, elaborado por la Campaña, que tiene ya el apoyo de casi cincuenta diputados. Y otro, promovido por el partido Nuevo Encuentro. Son iniciativas similares: consagran el derecho a la interrupción voluntaria de embarazo en el primer trimestre de gestación. De hecho, todos los diputados de NE apoyan también el otro proyecto.

En cuanto al pronunciamiento de la Internacional de la Educación a favor de la aprobación del derecho al aborto en el país, el documento sostiene: “Ya la Argentina le ha dado a la región muchas lecciones en materia de derechos humanos y justicia social, siendo la Asignación Universal por Hijo, el procesamiento a los genocidas de la última dictadura, el matrimonio igualitario y la obtención de la paritaria nacional docente, buenos ejemplos de estas lecciones. Para el magisterio latinoamericano lograr el aborto legal, seguro y gratuito significa continuar avanzando en materia de igualdad de derechos en la República Argentina”.

Compartir: 

Twitter
 

El debate en la Universidad patagónica fue propiciado por los centros de estudiantes de tres facultades.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.