EL PAíS › EL FUNCIONARIO DE BARACK OBAMA PARA AMéRICA LATINA ANTICIPó QUE RENUNCIA

Valenzuela, de vuelta a la universidad

A sólo un año y medio de asumir, el chileno Valenzuela adelantó que vuelve a dar clases a Georgetown. Con el gobierno argentino mantenía una mala relación desde su visita a fin de 2009. Todavía no se conoce quién lo reemplazará.

 Por Fernando Cibeira

El hombre de Barack Obama para la región, el chileno Arturo Valenzuela, anticipó que dejará el cargo a partir del próximo verano boreal. El anuncio es sorpresivo porque Valenzuela lleva apenas año y medio como secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado. Aunque aún no se conoce el nombre de su reemplazante, en el gobierno argentino interpretaban la salida como una buena noticia dada la relación tensa que había quedado con Valenzuela desde aquella visita suya de fines de 2009 en la que habló de “inseguridad jurídica” y comparó la actual situación del país con la supuesta mejor que había creído ver durante el menemismo. “Fracasó ampliamente”, evaluaban en la Casa Rosada.

Valenzuela llegó al cargo con impecables credenciales académicas y con el prestigio que le había dejado su desempeño como asesor especial de la Casa Blanca durante la gestión de Bill Clinton. Asumió para reemplazar a Thomas Shannon, quien –pese a ser funcionario designado por George Bush– había terminado por armar un buen vínculo con Cristina y Néstor Kirchner. En el gobierno imaginaban que con la administración demócrata de Obama la relación mejoraría, pero no resultó tan lineal.

Valenzuela visitó al país un mes después de asumir, en el marco de una gira por la región. La Presidenta no lo recibió y, en cambio, se reunió con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el entonces canciller Jorge Taiana. Pero también con el vicepresidente Julio Cobos, el jefe de gobierno Mauricio Macri y con representantes de empresas norteamericanas en el país. En la conferencia de prensa de despedida, Valenzuela comentó que en esos diálogos le habían transmitido preocupación por la “inseguridad jurídica” que supuestamente imperaba en el país, lo que incluso podía comprometer futuras inversiones. Y, posiblemente lo que más encrespó los ánimos kirchneristas, como contrapartida sostuvo que cuando había venido a Buenos Aires en 1996 había notado “mucho entusiasmo” por invertir. Néstor Kirchner consideró las declaraciones “lamentables” y Taiana incluso planteó una queja formal ante Hillary Clinton.

El chileno luego buscó la manera de relativizar sus dichos, pero la confianza nunca se restableció. “Valenzuela llegó al cargo con la lógica que imperaba en la época de Clinton, cuando toda la región estaba alineada con Washington”, analizaba anoche un funcionario cercano a la Presidenta. En ese sentido, el secretario para América latina no le encontró la vuelta a un conjunto de gobiernos independientes de los deseos de la Casa Blanca.

Como balance, basta recordar que en estos momentos Estados Unidos no tiene embajador en Ecuador, Venezuela y Bolivia. Además, Colombia –aliado histórico de Washington en el subcontinente– giró el timón luego del cambio de mando entre Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos. Con Santos, Colombia corrió las bases norteamericanas de su territorio, recompuso el vínculo con Venezuela y hoy hasta tiene a una colombiana ocupando la secretaría general de la Unasur. En Brasil, la potencia regional, el vínculo en verdad lo maneja Shannon, ahora embajador en Brasilia. La OEA, el foro predilecto de Washington, perdió su influencia y buscan reemplazarla con la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), donde se agrupan los mismos países, pero sin Estados Unidos y Canadá. En definitiva, un panorama nada alentador para Valenzuela a apenas 18 meses de haber asumido. “No hay ninguna región del mundo que tenga peor relación con Estados Unidos que ésta”, evaluaban en la Casa Rosada donde, evidentemente, si algo no cosechó Valenzuela fue simpatías.

Como salida elegante, el funcionario avisó que había pedido una licencia de dos años en su cargo de director del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown y que, a su vencimiento, optará por volver a los claustros. Igual, permanecerá en su cargo hasta que le encuentren un reemplazante.

Compartir: 

Twitter
 

Arturo Valenzuela había sido asesor de la Casa Blanca durante el gobierno de Bill Clinton.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.