EL PAíS › EN LA RIOJA, EL OFICIALISTA BEDER HERRERA BUSCARá LA REELECCIóN

La próxima estación electoral

En los comicios del domingo que viene, el gobernador irá por un nuevo mandato, con apoyos del peronismo. Como principal competidor se ubica el radical Julio Martínez. También se postula el ex mandatario provincial Angel Mazza.

 Por Miguel Jorquera

Unos 228 mil riojanos elegirán el domingo próximo gobernador y vice, 19 diputados provinciales, 18 intendentes y 148 concejales. Habrá que ver cómo se las arreglarán en el cuarto oscuro: tendrán seis boletas con candidatos a gobernador, otras 56 a legisladores y habrá muchas más en los municipios para la elección de autoridades locales –en total, otras 138–.

En el departamento de la capital riojana –que concentra más del 50 por ciento del padrón provincial–, los votantes tendrán que escoger entre 29 papeletas diferentes para todos los cargos. La mayoría de las colectoras aportan su caudal electoral a la reelección del gobernador Luis Beder Herrera, que aglutinó apoyos que van desde la estructura tradicional del PJ al kirchnerismo, pasando incluso por el menemista Lealtad y Dignidad. Como principal competidor aparece el Frente Cívico por el Cambio, que encabeza el diputado radical y productor agropecuario Julio Martínez, y que aspira a terminar con la hegemonía peronista en la provincia. Más atrás en las encuestas aparece el ex gobernador Angel Mazza.

Nada hace pensar que el escrutinio será fácil. La proliferación de boletas y candidatos, sumada a la experiencia previa sobre un importante corte de boletas en las elecciones riojanas, harán que el recuento sea complejo. Sin embargo, Beder Herrera confía en que el diseño de su ingeniería electoral le rendirá el fruto que desea, su reelección.

Avezado armador político, el gobernador logró sumar a su favor las voluntades de un variopinto arco político. Detrás de su postulación se juntan fundamentalmente el PJ riojano y el grueso del kirchnerismo provincial, además del menemismo local. Aunque lo expresarán de diferentes maneras y con distintas boletas.

Uno de los sectores más fuertes del kirchnerismo, encabezado por el intendente de la capital provincial, Ricardo Quintela, desistió de enfrentar a Beder y peleará por un tercer período consecutivo como intendente de la ciudad de La Rioja. En tanto, los escasos incondicionales de Carlos Menem, aglutinados en Lealtad y Dignidad, llevarán candidatos propios a diputados en sólo dos de los 18 departamentos y disputarán apenas un puñado de municipios, entre ellos Chilecito.

Beder Herrera no dudó en encolumnarse con el gobierno nacional. El viernes pasado, la celebración del 420º aniversario de la fundación de la ciudad de La Rioja ofició de cierre de su campaña electoral. Ante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador se encargó de enumerar una larga lista de obras públicas con el aporte de la Nación. Algo que, según aspira, lo coloca en inmejorables condiciones para la próxima elección. Beder Herrera supo ser el vice de Mazza y fue considerado su “heredero natural”. No soportó que el gobernador incumpliera el acuerdo que lo colocaba en la primera línea para sucederlo y, desde el comando de la Legislatura provincial, acorraló al entonces gobernador y hasta logró cambiar la constitución riojana, terminando con la elección indefinida con la que soñaba Mazza.

Después de gobernar la provincia durante once años, la mayoría como el hombre incondicional de Menem en su propio territorio, Mazza se postulará ahora desde su partido Unión Riojana, frente a su ex aliado Beder Herrera: en la campaña se ocupó de asegurar que no quiere “venganza”. De todos modos, quien se perfila como el principal contrincante del gobernador es Julio Martínez. El diputado nacional por el radicalismo encabeza la fórmula del Frente Cívico por el Cambio, que aglutina a toda la UCR, a peronistas y socialistas díscolos y hasta el incipiente macrismo. Martínez llegó al Congreso Nacional en 2009, donde logró arrebatarle al PJ una de las dos únicas bancas que renovaba la provincia.

Si bien Martínez asegura que el “festival de colectoras” beneficia al gobernador, deposita sus esperanzas en la experiencia de 2009 y en algunas encuestas que lo “aproximan” a Beder. “Yo no hubiese podido ser elegido diputado sin el apoyo de un sector importante de los peronistas disconformes con el gobierno provincial. Por eso le dieron la bendición a Mazza, pensando que me iba a sacar votos a mí y le está sacando votos al propio Beder”, evaluó Martínez ante Página/12. Un factor que habrá que ver cómo repercute en su candidatura es la denuncia de la AFIP sobre la supuesta existencia de trabajo esclavo en su finca, denunciada tras los operativos fiscales en tierra riojana que también pusieron en aprietos al frustrado candidato a gobernador salteño por el PJ Federal y el PRO, Alfredo Olmedo. Martínez ha negado la veracidad de la denuncia.

El resto de las fórmulas a gobernador se completan con otro menemista y ex funcionario del PAMI, Carlos Santander, esta vez por la lista del Partido es Posible, el armado electoral del gobernador puntano y candidato a presidente, Alberto Rodríguez Saá. Además de otras dos expresiones ligadas al kirchnerismo: el sabbatellista Nuevo Encuentro y el socialismo inscribieron como postulante a gobernador al delegado riojano del inadi, Marcelo Lucero, mientras que el Frente Grande Encuentro por el Proyecto Nacional y Popular lleva como candidato a Pedro Gauna.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Luis Beder Herrera, alineado con el gobierno nacional.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.