EL PAíS › MUESTRA DE APOYO A DíAS DEL BALLOTTAGE EN TIERRA DEL FUEGO

La Presidenta se reunió con Bertone y su vice

Aunque las dos candidatas que disputarán el próximo domingo el ballottage en Tierra del Fuego declaran su afinidad con el gobierno nacional, la presidenta Cristina Kirchner volvió a mostrar ayer su favoritismo al recibir a la ganadora de los comicios, la diputada Rosana Bertone, la postulante del kirchnerista Frente para la Victoria. En tanto, su contrincante, la gobernadora Fabiana Ríos, aseguró que el domingo los fueguinos deberán elegir entre “consolidar el cambio o volver al pasado”.

La Presidenta había mantenido una prudente distancia de la elección fueguina, porque incluso había más candidatos que Bertone y Ríos que proclamaban su adhesión a las políticas de la Casa Rosada que en estos años sirvieron para reflotar la economía provincial. Pero Bertone había sido favorecida con el “sponsoreo oficial”: fue la única que obtuvo consentimiento para mostrar a la Presidenta en afiches y spots.

La diputada kirchnerista se impuso en las elecciones del domingo pasado con el 41,4 por ciento de los votos contra el 32,4 por ciento de Fabiana Ríos. La diferencia de nueve puntos la dejó en muy buena posición para la segunda vuelta que, según la ley electoral fueguina, se realizará este domingo, aunque no está dicha la última palabra ni mucho menos.

Bertone llegó ayer a la Casa Rosada junto a su compañero de fórmula, Martín Pérez, minutos después de que la Presidenta recorriera una muestra del nuevo material adquirido para las fuerzas de seguridad. Ya el domingo Cristina Kirchner se había comunicado con Bertone para felicitarla y transmitirle su contrariedad por las demoras con que se conocían los resultados del escrutinio. Obviamente, Bertone consideró el encuentro de ayer “muy positivo”. “Le planteé cuáles son los temas que queremos tratar si accedemos a la gobernación y las obras públicas que necesitamos, la infraestructura que queremos gestionar”, explicó.

Pese a la foto obtenida por su rival, Fabiana Ríos se mostró confiada en dar vuelta el resultado. “Hay dos opciones: consolidar el cambio logrado en estos cuatro años, con pacificación social, recuperación de la institucionalidad, transparencia y fuerte crecimiento económico, o volver al pasado”, sostuvo, en referencia a las anteriores gestiones justicialistas. Ríos fue electa gobernadora por el ARI, pero luego separó su destino de Elisa Carrió y creó su propia fuerza: el Partido Social Patagónico. De cara al ballottage, Ríos admitió contactos con otras fuerzas políticas cercanas al kirchnerismo, pero dijo “no creer en los acuerdos de cúpulas” y apeló “al 40 por ciento del electorado independiente que no fue a votar en la primera vuelta y a los que votaron en blanco a que definan los destinos de la provincia”. La gobernadora buscó diferenciar: dijo que en el ballottage “no se pone en juego el apoyo al modelo nacional, sino al modelo de gestión de la provincia”.

Compartir: 

Twitter
 

Rosana Bertone y Martín Pérez, ayer, junto a Cristina Kirchner.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.