EL PAíS › PIDEN MEDIDAS A LA JUSTICIA

Espiados enojados

 Por Werner Pertot

Como una pesadilla, volvieron a desfilar todos los fantasmas del espionaje que el PRO venía evitando con éxito en la campaña porteña. Si no alcanzaba con la declaración de Jorge “El Fino” Palacios, los tres legisladores opositores que fueron víctimas de las pesquisas del primer jefe de la Policía Metropolitana se ocuparon de recordarlos. El legislador de Nuevo Encuentro, Gonzalo Ruanova, pidió que el ex jefe de la Metropolitana amplíe su declaración en la causa de espionaje en la que el ex comisario se encuentra procesado por asociación ilícita junto con el jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Lo que busca Ruanova es que se determinen quiénes fueron los “autores intelectuales” del espionaje ilegal. Sospecha de Macri y del ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro.

En tanto, la legisladora de la Coalición Cívica Diana Maffía –otra de las víctimas de espionaje ilegal– reclamó que se indague a la mujer de Palacios, que figuraba como dueña de la empresa. “Miramos la calidad de delincuentes que nos quisieron poner frente a la Metropolitana”, recordó la diputada de la CC. “Tuve razón en pedir la ampliación del testimonio y estoy esperando en ver qué dice mañana (por hoy) (el segundo de Palacios, Osvaldo) Chamorro”, remarcó Maffía.

“Inicialmente la causa se concentró en las escuchas ilegales y no en las investigaciones que se hicieron desde una computadora en una agencia privada de seguridad que el propio ministro Montenegro había negado que existiera. Que Palacios fuera titular de esa agencia era incompatible con las funciones como jefe de la Metropolitana”, recordó Maffía. Palacios compartía oficinas allí con su segundo, Chamorro, que debió renunciar cuando se conocieron las pesquisas con Nosis. “Todavía hay que indagar a la esposa de Palacios que es la dueña de la agencia”, advirtió. “El argumento que dio Palacios –que me espiaba para poder demandarme– es falso: no necesita mis datos para demandarme. Me demanda y listo. Es porque quería extorsionarme”, hipotetizó Maffía.

“Se avanza en conseguir justicia. Y también es una prueba para Mauricio Macri de que nuestras advertencias no eran caprichos de la oposición, sino certezas sobre valores y concepciones sobre la seguridad democrática, que Palacios no tenía ni tiene”, señaló a Página/12 la ex legisladora Silvia La Ruffa, que fue investigada al igual que Ruanova y Maffía.

“Es positivo que se empiecen a reconocer los actos de espionaje. Ahora lo que falta es saber si la utilización del sistema Nosis por parte de Palacios fue a pedido del ministro de Seguridad Guillermo Montenegro o del jefe de Gobierno de la Ciudad Mauricio Macri”, remarcó Ruanova, quien aclaró que pidió la ampliación de las indagatorias “para conocer los autores intelectuales del hecho”. El legislador de Nuevo Encuentro señaló que espera que hoy Chamorro ratifique los dichos de Palacios y amplíe la información.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.