EL PAíS › EL CANDIDATO A JEFE DE GOBIERNO POR EL KIRCHNERISMO SE PRESENTARA COMO QUERELLANTE EN LA CAUSA POR LA CAMPAÑA EN SU CONTRA

Filmus quiere seguir de cerca la investigación

“No es un problema entre dos candidatos, sino que es la Justicia la que está investigando qué pasó”, dijo Filmus sobre las encuestas truchas que relacionaban a su padre con Sergio Schoklender, realizadas desde empresas vinculadas con Durán Barba.

“Me voy a constituir como querellante en la causa.” El candidato a jefe de Gobierno porteño por el kirchnerismo, Daniel Filmus, anunció ayer que solicitará a la Justicia que lo reconozca como parte acusadora en la causa por la “campaña sucia” que investiga el juez Ariel Lijo. “Pareciera que existe una organización permanente integrada por varias personas y que tiene por finalidad armar este tipo de operaciones sucias”, agregó el senador en referencia a las empresas investigadas, ligadas a socios del asesor de imagen macrista Jaime Durán Barba.

“Este no es un problema entre dos candidatos, sino que es la Justicia la que está investigando qué ha pasado con esas llamadas. Confiamos en que la Justicia avance para conocer lo que realmente sucedió”, afirmó el candidato kirchnerista para la ciudad de Buenos Aires. En medio de una visita a la Megamuestra de Ciencia y Tecnología, Tecnópolis, en Villa Martelli, Filmus se mostró preocupado por las “operaciones sucias” armadas aparentemente por el macrismo en las que involucraron a su padre Salomón Filmus, de 88 años. “No voy a permitir que se metan con mi familia. Es una bajeza utilizar esto como herramienta para hacer política”, señaló Filmus en la conferencia donde informó sobre los allanamientos de la causa judicial el jueves, en la que se incautó documentación, computadoras y un servidor que podría tener el registro de las llamadas.

El avance de la investigación judicial que lleva adelante el juez Lijo dio como resultado la participación de empresas vinculadas con el macrismo. Durante la campaña para las elecciones del 10 de julio, en el entorno de Filmus comenzaron a llegar consultas por unas encuestas en las que, después de las preguntas de rigor como la edad y el sexo del encuestado, se preguntaba si sabía que el padre de Filmus era arquitecto y estaba vinculado con el ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender. A posteriori se le consultaba si todavía iba “a votar a Filmus”. El candidato kirchnerista realizó la denuncia públicamente y ante la Justicia electoral.

El miércoles y el jueves pasado se sucedieron distintos allanamientos judiciales en las oficinas de las empresas Tag Continental y Connectic SRL, ambas de estrecha relación con Rodrigo Lugones, socio de Durán Barba. Las empresas se dedican al microtargeting –detección de los gustos e inclinaciones de la mayor cantidad de personas, para luego dividirlas por segmentos y ofrecerles servicios en base a sus gustos personales– de call centers, desde donde habrían partido las encuestas. El macrismo debió salir a dar explicaciones el mismo jueves, pero solamente se dieron datos inexactos e informaciones poco precisas en cuanto a la vinculación de las empresas con los socios de Durán Barba.

“Pensábamos que era simplemente un delito electoral. Hoy podemos ver que es algo mucho más profundo, pareciera que existe una organización permanente integrada por varias personas que tiene por finalidad armar este tipo de operaciones sucias”, denunció el ex ministro de Educación.

Además, recordó que una de las empresas –Connectic SRL– “está contratada por el Gobierno de la Ciudad” y que le causaba “gracia oír al jefe de Gabinete porteño (Horacio) Rodríguez Larreta decir que no conocía esta empresa, al mismo tiempo que en el Boletín Oficial estaba contratada por 1.300.000 pesos para hacer este tipo de trabajos de encuesta”, con la propia firma del jefe de Gabinete en la promulgación de la resolución 236/10 de abril del año pasado.

Filmus fue a Tecnópolis acompañado por su compañero de fórmula, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. El candidato a vicejefe caracterizó al PRO, el partido político de Macri, como “una fuerza política que habla de amor y consenso pero que, por abajo, en su lado oscuro, utiliza el agravio y la negación, y es la misma gestión que incurrió en escuchas ilegales”, además de pedir que “se hagan responsables los culpables” de la campaña sucia. “Que nunca más las campañas sucias, basadas en la difamación y el ocultamiento, vuelvan a formar parte de los procesos proselitistas”, aseguró el ministro, y agregó que era su deseo “apostar por mejorar la calidad” del proceso preelectoral.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada acompañó a Daniel Filmus a recorrer Tecnópolis, en el marco de la campaña con miras al ballottage.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.