EL PAíS › DEL SEL FESTEJó EL RESULTADO

Sorpresa Midachi

Desde Santa Fe

Miguel Torres Del Sel buscó tomar en solfa el papel que jugó ayer como la gran sorpresa de los comicios en Santa Fe, puntero en el escrutinio provisorio hasta más o menos el 60 por ciento de las mesas escrutadas, cuando recién pudo superarlo el socialista Antonio Bonfatti. “Un vago, un profe de educación física, un humorista provocó todo esto”, dijo. Después se puso a saltar, abrazado con Mauricio Macri. Y a instar a sus seguidores a cantar el hit de la tarde: “Borombombom, borombombom, Miguel del Sel, gobernador”.

El bunker del PRO, en el hotel Los Silos, en el Puerto Viejo, repitió el mismo escenario de Costa Salguero, hace dos semanas: pantallas gigantes, globos amarillos y rojos y preparativos del baile. El actor cómico fue rodeado por la plana mayor macrista, entre ellos María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Federico Pinedo, el rabino Sergio Bergman, Gabriela Michetti, Esteban Bullrich, Marcos Peña. Pero hubo más: los amigos de Eduardo Duhalde, como el ex presidente del Banco Central Martín Redrado, el sindicalista Momo Venegas y Claudia Rucci.

Del Sel festejó cuando aún faltaba conocer el resultado final aunque el desenlace se veía venir. “A toda la gente que abracé y le pude hablar le dije que voten bien, salvo en el último spot donde pedí que me voten a mi. Pero a todo el mundo le dije que vote bien, que no se equivoque, que no venda su futuro”, dijo. Y sacó pecho. “Todos los santafesinos y todos los argentinos nos merecemos vivir tranquilos, más felices, con más trabajo, sin tanta pobreza, sin tantos planes y sin tantos comedores.¡Honestidad, por favor!” El cómico se acordó de sus críticos: “Yo soy un principiante en la política, decían que no tenía experiencia. Es una cosa lógica. Pero todos los que tienen experiencia, ¿dónde están ahora?”, se preguntó.

Del Sel comentó que el PRO y sus aliados movilizaron gente de todo el país para fiscalizar la elección en Santa Fe. “Pase lo que pase, es un triunfo. Los quiero a todos. Gracias a los cientos de mensajes que tengo en el teléfono celular de gente amiga. Ahí se nota que cuando uno siembra bien, trabaja, es buena gente, devuelve todo esto. A este mundo de la política no hay que tenerle miedo, porque que si le tienen miedo se aprovechan los vivos y estamos podridos de los vivos”, pidió.

En ese momento del discurso, Macri le soplo algo al oído. Y el Miguel reaccionó: “Ya me está cagando a pedos, Mauricio”. Aplausos y risas. Algunos comenzaron a cantar: “Mauricio, Mauricio”. Y Del Sel trató de arreglarla: “No me está retando”, aclaró.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.