EL PAíS

Un camarista que se va

El Poder Ejecutivo aceptó la renuncia del juez de la Cámara Nacional de Casación Penal Juan Carlos Rodríguez Basavilbaso, uno de los magistrados cuestionados por organismos de derechos humanos por sus posturas en el trámite de causas por delitos de lesa humanidad. La dimisión de Rodríguez Basavilbaso, presentada con motivo de su jubilación, fue aceptada a través del decreto 1275 publicado en el Boletín Oficial. El camarista, de 72 años, se recibió de abogado a los 37 e integró como empleado la Cámara Federal Penal que funcionó durante la dictadura de Alejandro Lanusse para dedicarse a las causas vinculadas con “delitos subversivos”. Además, como fiscal de Cámara en San Martín dictaminó que la causa por el secuestro y desaparición de la joven sueca Dagmar Hagelin en 1977 debía tramitarse ante la Justicia militar, algo que no prosperó. Rodríguez Basavilbaso llegó a Casación en 1992, a propuesta del gobierno de Carlos Menem.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.