EL PAíS

“Negro fue ejecutada”

En el primer juicio que se realiza en Entre Ríos por los crímenes de la dictadura, el ex jefe del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario, coronel Pascual Guerrieri, se declaró inocente y señaló como responsable de la desaparición de Raquel Negro al fallecido mayor Pascual Navone. Guerrieri aseguró que la joven “fue ejecutada” luego de dar a luz por Navone, quien además se llevó a uno de sus mellizos recién nacidos. El acusado argumentó que la orden de trasladar a Negro para que diera a luz en el Hospital Militar de Paraná fue dada por el entonces comandante del II Cuerpo de Ejército, general Leopoldo Fortunato Galtieri. “Yo no di ninguna orden para ese traslado”, insistió. Guerrieri leyó ante los jueces una copia de las declaraciones formuladas por el agente de Inteligencia Eduardo Constanzo en un tribunal rosarino en abril de este año, con las que acusó a Navone como responsable del crimen. Navone apareció muerto con un disparo en la cabeza en febrero de 2008, el mismo día que debía prestar declaración indagatoria en la instrucción de esta causa, mientras que Constanzo es un ex agente de Inteligencia que involucró en el hecho a cinco militares y un médico que están siendo juzgados ahora. El abogado militar Juan Amelong, también imputado en la causa Hospital Militar, coincidió con Guerrieri en que son inocentes de los hechos que se les imputan y que los responsables fueron Navone y Constanzo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.